Estilos de Danza

m

ESTILOS DE DANZA ORIENTAL

A través de éste artículo viajaremos por distintos links a diversos videos y enlaces; algunos de ellos son de wikipedia donde podremos ampliar la información, aunque la mayoría proceden de fuentes en inglés, así que debemos esperar unos segundos para que la traducción se produzca (podéis ver el progreso de la traducción en la esquina superior derecha). Dicho esto, comencemos con el fascinante viaje a través de los distintos estilos que encontramos en esta maravillosa danza.

La Danza Oriental (o danza del vientre) se compone de gran diversidad de estilos, algunos muy diferenciados entre sí. Los podemos distinguir por la música utilizada y por el vestuario; otras veces, se diferencian por los elementos que acompañan al baile, así como por los movimientos realizados, que en ocasiones, varían de un estilo a otro.

Dentro del amplio catálogo existente, podemos destacar 7 grandes grupos (Sharqui Egipcio, Libanés, Turco, Folklore, Cabaret, Pop y Fusión), aunque cada uno de ellos se representa de distinto modo, dependiendo de la zona geográfica dónde se ejecute. Pero antes de describirlos detalladamente, hagamos un breve repaso de todos ellos.

morisca_danza_vientre (53)

La danza oriental que podemos ver en tierras árabes, suele estar dentro de las siguientes categorías:

ESTILO EGIPCIO (RAKS SHARKI)Es el estilo más bailado en todo el mundo. Es el que se suele trabajar en las clases de danza oriental.

ESTILO LIBANÉSParecido al anterior, aunque más exagerado y exuberante, tanto en la danza como en el vestuario.

ESTILO TURCOEste es un estilo más atrevido y provocador. Lo encontramos en Turquía, Estados Unidos y Alemania en menor medida. 

ESTILO GRIEGO Es bastante parecido en orígenes y desarrollo al estilo turco y ambos comparten ritmos como el chiftetelli o el karshilama.

ESTILOS FOLKLÓRICOSHay infinidad de estilos dependiendo del país, aunque destacaremos el baladi y el saidi (ambos de origen egipcio) como los más usados.

ESTILO MODERNO (POP ÁRABE)Incluye el ‘Shaabi‘ y el ‘Al-Jeel‘ que proceden también de Egipto y el ‘Raï ‘, que es originario del Magreb.

Podemos encontrar también, otras variedades inspiradas en los anteriores estilos, pero que no están consideradas danzas tradicionales. Tampoco suelen ejecutarse en los países árabes. Los movimientos del cuerpo son los mismos, aunque se añaden elementos que no son propios de la tradición, aunque sí de la imaginería popular. Son los siguientes:

ESTILO CABARETA simple vista podríamos decir que es idéntico al ‘Raks Sharki‘, aunque en este caso, se pueden ver mezclados indistintamente los estilos egipcio, libanés y turco; además se incluyen muchos más elementos (como el doble velo, las alas de Isis, el trabajo de suelo y alguna que otra excentricidad como veremos más adelante). Se baila mayormente en los países occidentales, aunque Egipto también aporta algunos elementos como el equilibrio con shisha o sobre la tabla; aunque en estos últimos años también se han apuntado a la moda de las alas de Isis. El concepto que más se destaca en este estilo es la espectacularidad visual.

ESTILOS DE FANTASÍA – Faraónico, danza de los siete velos, danza con sable o dagas, con serpiente, velas, abanicos, cintas…

También exploraremos otras danzas folklóricas menos conocidas, que también podemos observar en muchos espectáculos de danza oriental. La forma de bailar aquí cambia significativamente en algunos casos (sobretodo en las danzas de la ruta de la seda) hallando sólo pequeñas similitudes con la danza oriental. Son los siguientes estilos:

– DANZAS DEL DESIERTOBeduinas & Ouled Nail

– DANZAS DE MARRUECOSEstilo Marroquí & Schikhatt

DANZAS DE TUNEZ

DANZAS DEL GOLFO PÉRSICOKhaligi

DANZA ANDALUSÍ

DANZA PERSA (Irán en la actualidad)

DANZAS DE LA RUTA DE LA SEDA Que comprenden los países de Azerbaiyán, Kazajstán, Tajikistán y Uzbekistán.

No podíamos olvidarnos tampoco de las danzas nómadas, que han jugado un papel decisivo en el mestizaje de la danza. Sin ellas, la danza que conocemos hoy, no sería la misma:

DANZAS GITANASGawazi, Turco Rom “Sulukule” & Zíngaras

El siguiente grupo está dedicado a las danzas más profundas, místicas y electrizantes; hablamos cómo no, de las danzas utilizadas para conectar con lo divino:

DANZAS TRANCEZaar, Guedra, Tanura & Sufí

Y por último, pero no por ello menos importantes, dedicaremos un capítulo a las distintas fusiones orientales, que desde hace unos años emergen sin cesar desde todas partes del globo:

FUSIONES ORIENTALESOriental fusionado con ballet y/o contemporáneo, Zíngaro Oriental, Flamenco Oriental, fusiones con danzas hindúes, Danza Duende y cómo no, el Estilo Tribal (ATS y Fusión), que está llenado los escenarios en las últimas décadas.

Después de este breve repaso, pasemos a verlos en profundidad, con diversos ejemplos gráficos, para disfrutarlos y entenderlos en su máxima plenitud. Pero no seguiremos la estructura anterior, sino que lo separaré por países para exponer de una manera más clara, las distintas interpretaciones de cada estilo, dependiendo de su situación geográfica.

m

EGIPTO

RAKS SHARKI (CLÁSICO EGIPCIO)

Randa Kamel (Cairo)

La danza oriental en Egipto se conoce como ‘Raks Sharqi’ (en árabe رقص شرقي) que significa “la danza que vino del este” atribuyendo hoy este nombre a la danza clásica oriental, diferenciándola así del “Raks Baladi” (o danza del pueblo), que explicaremos más adelante.

El ‘Raqs Sharqi‘ nació de las raíces folklóricas, siendo una danza que partió con pasos sencillos sacados de las danzas populares, pero con el tiempo se fue adaptando a los escenarios de manera espectacular, convirtiéndose en un estilo elegante y depurado, aunque influido constantemente por otras disciplinas. Todo empezó cuando la libanesa Badia Masabny abrió en 1926 un sala de fiestas en el Cairo llamada “Casino Opera”, donde se forjaron las mejores bailarinas de la época, destacando a Samia Gamal, (declarada por el rey Farouq la bailarina nacional de Egipto), Taheya Carioca, Naima Afek, Hekmat Fahmy (que además fue espía a favor de los alemanes en la 2ª guerra mundial) o Beba Ezzedine, a quién Badia dejo todo su legado.

Su casino se llenó de una gran variedad de público procedente de todo el mundo; fue mucho más que un simple ‘night club‘ y su popularidad en Egipto fue extraordinaria, siendo frecuentado habitualmente por “le beau monde” de la sociedad.

Las estrellas del Casino Opera

Las Estrellas del Casino Opera, Samia & Taheya

Hasta ese momento, la danza oriental siempre se había bailado en espacios pequeños, así que Badia tuvo que adaptar la danza para escenarios más grandes; por este motivo se empezaron a incluir mayores desplazamientos y giros.

Badia también observó que el público de la parte posterior no podía apreciar los finos movimientos de las bailarinas, así que incorporó el velo en sus espectáculos de danza, ya que éste, crea más efecto visual en la distancia.

Samia Gamal

Samia Gamal

De ella se dice que dignificó esta danza y que la llevó al estatus que merece. De hecho, todos los artistas del Medio Oriente (principalmente cantantes, músicos y bailarinas) le deben un merecido reconocimiento a Badia Masabny por haber creado el primer escenario que mostró exquisitamente las diversas artes egipcias al mundo, aportando ideas innovadoras y apostando valientemente por incipientes artistas que llegaron a convertirse en las estrellas que hoy, todavía seguimos y admiramos.

Naima Akef, fue otra de las artistas que pasaron por el 'Casino Opera'

Naima Akef, fue otra de las grandes artistas que pasaron por el ‘Casino Opera’

Tenemos la inmensa suerte de poder ver toda una joya que ha llegado hasta nuestros días: un video auténtico de la época, en el que la propia Badia sale cantando; incluso podemos ver una joven Taheya Karioka bailando en el coro de atrás. Estas imágenes son de hecho, un vídeo promocional del Casino Opera que se emitía en los cines egipcios de 1934.

Badia Masabni

Badia Masabni, creadora del Casino Opera

Badia también trabajó con coreógrafos y bailarines europeos y se añadieron rasgos de otras danzas como el ballet. También se introdujo el ‘Bedlah‘ que es el conjunto de sujetador y cinturón de pedrería con falda, inspirado en las películas de Hollywood, donde se mostraban bailarinas esculturales en ambientes palaciegos, recreando unos ideales estéticos a menudo un tanto alejados de la realidad; habitualmente eran bailarinas-strippers del género “burlesque” que encarnaban a bailarinas orientales en algunos films, como en este video de Lily St Cyr.

Samia Gamal y Taheya Karioka

El celuloide egipcio tampoco se quedó atrás y muchas bailarinas se catapultaron a la fama a través del cine en las décadas de 1940 a 1950. Aquí tenemos algunos ejemplos: Hind Rostom (apodada la Rita Hayworth de Oriente, aunque a mi también me recuerda mucho a Marilyn Monroe), Nabaweya Mustafa (con su increíble movimiento de caderas), Hager Hamdy, la estilizada Hoda Shams Eddin, Nelly Mazloum, Camelia (relacionada sentimentalmente con el rey Farouk), Nahed Sabri, KatyLiz and Lyn, Zeinat Olwi, Naemet Mokhtar, Suzie Khairy (al principio del video. La segunda bailarina es Taheya Karioca), Sohair Magdi o Fifi Salamah y cómo no, las estrellas anteriormente mencionadas Taheya Karioka, Samia Gamal y Naima Akef,  todas ellas, acompañadas en numerosas ocasiones por los cantantes más populares de la época (video Nabaweya), forjándose a veces grandes dúos cinematográficos, como el de Farid al-Atrash y Samia Gamal (que también fueron pareja en la vida real). 

Samia Gamal y Farid al-Atrash

Samia Gamal y Farid al-Atrash

Así que, poco a poco, a través de los ‘night clubs‘ y de las grandes estrellas del cine, el ‘Raks Sharqi‘ traspasó fronteras y se transformó en el estilo más bailado y el más visto en todas partes; y Egipto, se convirtió en el embajador por excelencia de este arte (video stars of Egypt).

Mahmoud Reda y Farida Fahmy

Más adelante, en la década de 1960, el bailarín y coreógrafo Mahmoud Reda (considerado el Antonio Gades egipcio) siguió influyendo en la estructura de esta danza, dando nuevas formas a las influencias venidas del ballet y añadiendo también trazas de jazz y de danzas folklóricas rusas e inspirándose en los famosos ballets de la época. Reda llevó su arte al cine Egipcio, participando en varias películas de la época; aquí tenemos un buen ejemplo con su inseparable Farida Fahmy.

Nagwa Fouad

Nagwa Fouad

Algunas de las bailarinas más aclamadas en las décadas de 1960 al 1980 fueron (entre muchas otras): Farida Fahmy (1ª bailarina del Reda Troupe), Nagwa Fouad, Suher ZakyFifi Abdo, Mona Said, Nabila Ebeid, Azza Sherif o Nelly Fouad.

Como hemos visto ampliamente en vídeos anteriores, la danza tiempo atrás era mucho más espontánea y menos coreografiada que en la actualidad. Las bailarinas egipcias siempre han resaltado por su elegancia y feminidad; su técnica es compleja pero sutil y los movimientos son precisos y controlados, sobre todo en las secciones de “taksim” donde todo es improvisado, y la bailarina muestra el sentimiento del momento al escuchar la música.

Fifi Abdo

Fifi Abdo

m

m

m

m

m

m

La variedad de movimientos puede que sea menor que en otros estilos aunque eso no le resta ni pizca de ‘duende’. He visto a bailarinas egipcias (como Fifi Abdo) utilizar solo cuatro o cinco pasos distintos en su rutina de baile y a pesar de ello, su danza no pierde ni un ápice de interés en ningún momento; además, la mayoría de bailarinas egipcias son expertas en crear un aura misteriosa a su alrededor, dando la sensación de bailar para sí mismas en un ambiente íntimo y acogedor del que hacen partícipe a la audiencia.

Este estilo en definitiva, pone menos énfasis en el ‘show’ (si se compara con el estilo cabaret) y da más protagonismo al sentimiento; eso no quita que, de vez en cuando, se incluyan movimientos más vistosos como el cambré o estrepitosos movimientos de cadera cuando la música así lo requiera.

tumblr_mo1986dLu91rliyxjo1_400

Bailarina egipcia realizando un cambré

Al contrario que en otros países (como Turquía y Líbano), en el sharqi egipcio no se realiza el trabajo de suelo, ya que fue prohibido en el año 1954, y cuando rescindieron la ley, ya nunca volvió a ganar popularidad. Hoy en día en El Cairo es posible ver alguna actuación que lo incluya, aunque casi seguro que procederá de alguna bailarina extranjera. 

A pesar de estas limitaciones, durante años, bailarinas de todo el mundo han posado sus miradas en las artistas egipcias, buscando su técnica y gracia. Actualmente, cada año viajan cientos de aficionados y profesionales hacia El Cairo, para participar en conocidos encuentros de danza como elAhlan wa Sahlan(videos gala / videos concurso) o elNile Group Festival (videos gala), para tomar clases con las mejores bailarinas (videos); entre ellas podriamos destacar a Lucy, Dina, Liza Laziza, Randa Kamel, Camelia, Nour (de origen ruso), Dandash (también rusa) o Asmahan (Argentina).

Randa Kamel

Randa Kamel

Es importante no olvidar, que también existen numerosas artistas en todo el mundo, que aunque no son egipcias, reflejan en su danza la fuerza y el magnetismo de éstas, además de aportar su propio estilo y creatividad, dándole un sello único. La bailarina española Nesma,  ha vivido en El Cairo entre los años 1993 y 1998, actuando como solista con su propia orquesta en más de 3.500 espectáculos exhibidos en prestigiosas salas de El Cairo y ha sido la única bailarina no egipcia, que ha formado parte del Ballet Folklórico Nacional Egipcio Reda. (Aquí os dejo una entrevista realizada en el 2006).

Nesma con su orquesta en El Cairo

Nesma con su orquesta en El Cairo

En España, su actividad tanto artística como docente es bien conocida, y ha realizado grandes espectáculos y diversos eventos que promulgan la divulgación de esta maravillosa danza, como el Festival ‘Raks Madrid‘, uno de los encuentros anuales de danza más importantes de nuestro país, que se inició por vez primera en 1998. En el año 2005, organizó un espectáculo/homenaje al gran Mahmoud Reda, presentando sus diversas coreografías por algunas de las más importantes compañías de danza oriental del mundo. (Para obtener el show completo haced click aquí).

También es altamente recomendable el dvd Rhythms of Oriental Dance donde se muestra maravillosamente un recorrido sobre como tocar y bailar los distintos ritmos árabes, de la mano de Nesma y del ya fallecido percusionista Khamis Henkesh).

henkeshkhamisBDsite

Nuestro país también cuenta con otras reconocidas profesionales que interpretan de manera excelente el estilo egipcio, como por ejemplo: Devorah Korek, Rachida Aharrat, Ana Saeeda, Eva Chacón, Munique Neith o Teresa Tomás, que hacen suyo este estilo de manera muy personal y con excelente técnica. 

Rachida Aharrat (Barcelona, España)

Rachida Aharrat (Barcelona, España)

Otras bailarinas no egipcias a destacar que trabajan este estilo son: Amani (Libano), Orit Mafsir (Israel), Lulu Sabongi (Brasil), Saida (Argentina) o Suhaila Salimpour (USA). Sin duda, hay muchíntimas otras que merecen estar en estas líneas, aunque me limito a nombrar las que más me han influido por su técnica o las que más me han emocionado.

Lulu Sabongi (Brasil)

Lulu Sabongi (Brasil)

Como hemos visto, el ‘Raks Sharqi‘ es el estilo más grácil y elegante de todos, en el que la bailarina, puede mostrar con plenitud el dominio de su danza a través de las distintas fases musicales que se pueden encontrar en una pieza árabe clásica. Hoy en día, se suelen bailar temas grabados que duran de 3 a 7 min, pero anteriormente la bailarina ofrecía rutinas que duraban entre 15 y 35 min, con grandes orquestas que las acompañaban en emocionantes shows en vivo. En una rutina oriental podemos encontrar distintos ritmos e instrumentos. Aunque ahondaremos en ello con mayor profundidad en la sección “música” (todavía en construcción), creo necesario hacer aquí una breve mención.

m

MÚSICA

Dina, popular bailarina egipcia

Como hemos comentado anteriormente, en una rutina oriental encontraremos diversos ritmos e instrumentos que acompañan a la bailarina y le marcan el camino a seguir. Si aprendemos a identificar las distintas secciones que la componen, tendremos más fácil la tarea de interpretar las canciones clásicas árabes. Veamos qué componentes básicos podemos encontrar en algunas de ellas:

1.) La introducción – Habitualmente se empieza con un ritmo rápido (que normalmente es el ritmo malfoof) en el que la bailarina sale de manera trepidante al escenario, a veces acompañada de velo, el cual mantiene unos pocos minutos (o segundos) deshaciéndose rápidamente de él (cosa que no sucede igual en Europa o Estados Unidos, dónde el velo se mantiene ampliamente, incluso durante toda la pieza musical).

2.) Estrofa – Seguidamente se desarrolla el cuerpo de la canción, en el que la orquesta muestra todo su esplendor a través de frases orquestales completas (Lazmah) con distintos ritmos y melodías, y la bailarina combina los movimientos más estáticos con los grandes desplazamientos, dependiendo de lo que marque la música. La bailarina debe traducir con su cuerpo fielmente todos los sonidos de la orquesta.

3.) Taksim – Después suele haber una sección lenta llamada ‘taksim‘ (su significado es “solo”) en el que destaca un solo instrumento (a veces acompañado por una base rítmica) que puede ser: flauta (nay (flauta bambú), arghul o kawala), oud (laúd), qanun (cítara), violin, acordeón… en el que la bailarina se recrea con movimientos retenidos e introspectivos, usando mucho los brazos, los ochos de caderas y las vibraciones.

4.) Estrofa – Después hay de nuevo un trozo orquestal completo, similar a la sección 2.

5.) Folklore – A veces aquí, se incluye un fragmento de folklore (normalmente con el ritmo saidi o baladi).

6.) Solo de Percusión – Llegados a este punto se introduce el solo de percusión, en el que la bailarina echa mano de la técnica de cadera, entablando una conversación pregunta-respuesta con el percusionista, haciendo también acentos de pecho, shimmies (vibraciones muy rápidas de cadera)… también se le conoce como ‘solo de tabla’. En el siguiente vídeo, podéis ver una magnífica muestra de la mano de Lulu Sabongi.

7.) Outro (Finale) – Y para terminar, se utiliza una suerte de coletilla llamada Outro”, un término musical derivado de la introducción (al inicio de la pieza tienes una “intro” – al final tienes un “outro”) en el que aparece un ritmo rápido como al principio (a veces es simplemente una repetición de la “intro“). También se le puede llamar finale“. Normalmente suele ser un trozo corto pero muy intenso (donde suelen predominar las vueltas), en el que la bailarina pone el broche final.

Esos son algunos de los componentes básicos de una canción o de una rutina de danza. Esto no significa que todas las piezas esten compuestas por este orden. Algunas empiezan también con ritmos lentos o podemos encontrar canciones que tienen muchas más estrofas.

Aquí os dejo una muestra de rutina de la mano de la impresionante bailarina egipcia Fifi Abdo, ahora ya retirada, que es, ha sido y será, un referente para todas las bailarinas que practiquen este arte.

Fifi Abdo

Fifi Abdo (Egipto)

En el anterior vídeo podemos apreciar los 4 primeras secciones antes descritas al pie de la letra (el taksim aquí es de qanun). Los puntos 5 y 6 están ausentes, ya que como he dicho, no siempre se sigue el mismo patrón; aunque podéis disfrutar de un bonito ‘finale‘ a partir del min 6:23.

Para los que queráis explorar e identificar las 7 secciones mencionadas, aquí os dejo una rutina preciosa (solo audio) que sigue perfectamente ese patrón. La rutina aunque es una, está seccionada en dos partes. La describiré brevemente para que reconozcáis cada una de las siete secciones. Parte 1Parte 2

Parte 1

1.) Intro – En este caso es el ritmo ‘Maksoum‘ (min 0 – 01:40).………………………………..

2.) Cuerpo de la canción – En esta sección encontramos estrofa y coros, formando frases orquestales completas. Se compone de varios ritmos (01:40 – 8:37)...…………………..

3.) Taksim – Aquí hay 2 taksim. El 1º es de violín (min 8:37 – 10:25); el segundo de qanun (10:25 – 13:54). Ambos, acompañados de fondo por el ritmo ‘Wahda Kibira‘ o ‘Ciftetelli‘.        

Parte 2

4.) Similar al punto 2, de la mano de la canción ‘Fi Youm WI Leyla’ (min 0 – 1:55).….….

5.) Folklore – Aquí vemos un ritmo baladi acompañado de acordeón (1:56 – 3:29). .   

6.) Solo Tabla – Un solo de percusión (min 3:30 – 5:19)...                                                    

7.) Finale – Ritmo rápido ‘Malfoof‘ para terminar (min 5:20 – 6:35).

Algunas de estas secciones podemos verlas representadas de manera independiente. Como por ejemplo el taksim, que es posible bailarlo por separado cómo única pieza, (como hemos visto en algunos videos anteriores) o también podemos disfrutar de un solo de tabla sin necesidad de mezclarlo con nada más; sin embargo en Egipto, es más probable verlos representados en medio de una rutina. Lo que sí es muy habitual, es bailar únicamente una pieza de Saidi’, o de “Baladi“, aunque eso ya lo veremos con más detalle en el próximo capítulo dedicado al folklore.

Tener un buen conocimiento sobre la estructura de la música y de los ritmos que la componen, es una ayuda excelente cuando tenemos que bailar una composición árabe, especialmente cuando no la hemos oído nunca y debemos improvisar. Una buena bailarina siempre tiene que cultivar una buena comprensión musical acerca de lo que baila. Este conocimiento, la capacitará para poder tener una buena lectura musical en su danza. ¿Y que significa eso?, pues ‘lectura musical‘ en este caso, se refiere a cómo la bailarina interpreta lo que oye con su cuerpo. Hay numerosas bailarinas que ejecutan magníficamente los movimientos, pero a veces, no interpretan adecuadamente  la música.

Teresa Tomás

Teresa Tomás (Valencia, España)

Aquí podemos ver dos ejemplos bien claros: la primera (Teresa Tomás), ejecuta deliciosamente la música, expresando fielmente los sonidos de la orquesta; la segunda (bailarina desconocida), a mi modo de ver, coloca los movimientos erróneamente; no respeta las paradas propias del baladí, gira y se desplaza cuando debería usar movimientos más introspectivos, y cuando la música propicia mayores desplazamientos y giros, ella elige quedarse estática encima de la mesa. Aunque sus movimientos son orgánicos y agradables de ver, sin embargo, creo que debe mejorar muchísimo su lectura musical.

Con esto queda claro que no solo basta con moverse bien, sino que también es muy importante traducir fielmente la música que bailamos. Aquí os dejo una muestra más, de cómo interpretar correctamente la música de la mano de Azza Sharif, una maravillosa bailarina egipcia, cuyo vídeo recomiendo que veáis hasta el final (Parte 1 / Parte 2).

Para quien quiera profundizar más en este tema, aquí hay tres artículos muy buenos de Hossam Ramzy, que hablan de cómo se debe entender y bailar adecuadamente la música y que toda bailarina o aprendiz de bailarina debería leer y aplicar: Eres un instrumento musical” / “He estado ahí” / Percusión para bailarinas“.

Los instrumentos más utilizados en la música clásica egipcia son: el nay (flauta de bambú), el oud (láud), kanoun (arpa de mesa), violín, acordeón, saxofón, y los instrumentos de percusión como: la darbuka (tabla), riq (pandereta), daf (tambor de mano), dojola (tabla grande) y los sagat (crótalos), que pueden ser tocados por un músico de la orquesta o por la propia bailarina. Dependiendo de la época, también podemos encontrar teclados y sintetizadores.

Aunque la música más utilizada para bailar ‘Raks Sharqui‘ se basa sobretodo en algunos compositores clásicos egipcios cómo: Mohamed Abdel Wahab (CD Abdel Wahab)Farid el Atrache, Baligh Hamdi, Ahmet Fouad Hassan, Abdel Halim Hafez y la gran dama de Egipto Oum Kolthoum; su música se utiliza hace relativamente poco, con composiciones arregladas de manera moderna para la danza. La primera bailarina en utilizar sus canciones fue la gran Suher Zaky. Durante las décadas 1970-1980 encontramos otros como Hamouda Ali, George Abdo o Hassan Abou Seoud.

731807180328Actualmente, el prestigioso percusionista egipcio Hossam Ramzy, afincado en Inglaterra, ha adaptado la mayor parte de los temas clásicos a los tiempos modernos. También podemos echar mano de infinidad de recopilaciones antológicas hechas por bailarinas occidentales como los de Jalilah, Sahra Saeeda, Oriental Fantasy (por el matrimonio Cifuentes) o los conocidos ‘Wash ya Washproducidos por los maestros egipcios Yousry Sharif y Raquia Hassan. También hay numerosos CD’s de orquestas como Al-Ahram Orchestra, Cairo Orchestra, Sami Nossair Orchestra, entre otras.

(En los links anteriores podéis disfrutar de música gratuita. Para más información sobre música, visitad esta sección)

m

VESTUARIO

Bedlah, traje de dos piezas

Si hablamos del vestuario, en Egipto podemos ver a menudo vestidos ceñidos de lycra, comúmmente adornados con pedrería, aunque el traje típico es el de dos piezas llamado “bedlah”, cómo se muestra en la imagen; las egipcias al lucirlo solían tapar su vientre con una malla de rejilla color carne (primero obligadas por la ley, después ya por costumbre), como nos muestra en este vídeo la gran Fifi Abdo, aunque hoy en día ya está cayendo en deshuso; simplemente debemos fijarnos por ejemplo, en la famosa bailarina egipcia Randa Kamel, que siempre lleva el vientre al descubierto, aunque no siempre ha sido así; ha habido épocas en las que la policía vigilaba tan de cerca el vestuario de las bailarinas, que muchas incluso adoptaron la costumbre de ponerse shorts deportivos de spandex debajo de faldas y vestidos (afortunadamente por poco tiempo).

Samia Gamal

Samia Gamal

Si hablamos del traje de dos piezas (bedlah), los fajines suelen ser bajos y habitualmente tienen una forma recta. Estos fajines recogen las nalgas y realzan la silueta (como muestra Samia en la imagen); se remontan a cuando las mujeres bailaban en galabeya, pero entonces se ataban un simple fular que recogía las caderas. Durante años han estado de moda los bedlah con pocos o sin nada de flecos, aunque en las últimas décadas han vuelto a resurgir con fuerza.

La parte de arriba puede tener infinidad de diseños: lisos como en la imagen superior, con ornamentos de telacon flecos, confeccionado con pedrería o con diversos elementos, variando según las épocas y los lugares.

La falda que acompaña al bedlah, puede ser de una sola pieza o llevar grandes cortes laterales, popularizándose enormemente en las décadas de los 60-70 (Video Nagwa / Video Azza). Hoy en día se lleva mucho también la falda corte sirena.

Falda con corte sirena

Hay modelos más modernos que juntan con una tira de pedrería el sujetador con el fajín (imagen); también podemos usar un bedlah confeccionado solo con monedas, como en la imagen inferior.

A la hora de conjuntarlo, la opción más común como hemos visto es la falda, aunque también puede utilizarse con bombachos o pantalón ajustado como el que luce Randa, que se están poniendo muy de moda últimamente. 

También podemos optar por propuestas más sencillas, que utilizan sobre todo las bailarinas amateurs (y que son mucho más asequibles que las combinaciones antes mencionadas) como el típico conjunto de falda (o bombacho), con top (o sujetador), rematado con el típico pañuelo en la cadera (que puede ser de monedas o de crochet).

Las bailarinas orientales, además de complementar su atuendo con los pañuelos antes mencionados, también usan habitualmente pulseras, collares, brazaletes, manguitos, tobilleras, diademas, gorros de rejilla; a veces, también se usa el velo como tocado. Otras optan por decorar su ombligo con piercings decorativospiedras incrustadas, o tatuajes de Hena.

Referente al calzado, algunas bailarinas les gusta usar zapatos de tacón, aunque por norma general suelen ir descalzas. Se cuenta que en el año 1944, en el Casino Opera del Cairo, mientras la mítica Samia Gamal bailaba en el escenario, se le rompió el tacón derecho; ésta, sin detener su danza se lo quitó y tiempo después mientras bailaba se quitó el otro. Con este gesto, el público arrancó a aplaudir más que nunca. Desde ese día comenzó a bailar descalza ya que se sentía mucho más libre y cómoda. A raíz de este incidente todas las demás bailarinas la imitaron (hasta a día de hoy).

m

ELEMENTOS

Crótalos

Cómo hemos visto en videos anteriores, la música se puede acompañar con ‘sagats‘ (crótalos) si se desea, aunque lamentablemente hoy en día hay pocas bailarinas que los usen; antiguamente, numerosas artistas como Naima Akef, Taheya Karioka, Hind Rostom, Nabaweyya Mostafa, Katy, Houriyya Mohamed o Naemet Mokhtar  (entre muchas otras), los utilizaban habitualmente en sus rutinas; más recientemente podríamos nombrar a Fifi Abdo, Nagwa Fouad o Zizi Mostafa.

Actualmente en Egipto, parece que estén cayendo en deshuso y cuando los vemos, la mayoría de las veces es a cargo de las mismas orquestas o de bailarinas extranjeras que actúan ocasionalmente en el Cairo (Video).

zillsbbAfortunadamente en nuestro país, hay profesionales como Devorah Korek o Teresa Tomás (entre otras), que los siguen utilizando en sus shows habitualmente. En otras ocasiones, podemos encontrar bailarinas que integran otros instrumentos de percusión en sus repertorios, como esta antigua muestra de Taheya Karioka o esta otra más moderna a cargo de la libanesa Amani.

También es muy común bailar con velo, aunque únicamente para la entrada, ya que en Egipto no suelen utilizarlo mucho rato. Esto cambia radicalmente cuando hablamos de occidente, dónde es bien sabido que el velo es utilizado incluso para interpretar piezas enteras.

Entrada con velo

Movimiento llamado “Gitana”

En los últimos años, además del velo, algunas bailarinas egipcias como Randa Kamel o Ashmahan, han empezado a integrar las alas de isis en sus espectáculos, aunque al igual que el velo, se deshacen rápidamente de ellas, utilizándolas únicamente para hacer su entrada más espectacular.

m

ESTILO CABARET EGIPCIO

RAKS SHISHA

Fifi fumando en Shisha

Fifi Abdo fumando en Shisha

Normalmente, el estilo cabaret se relaciona más con los países occidentales, aunque también encuentra su espacio en Egipto. Hay diversos elementos cotidianos que han ido introduciendo en la danza, que los diferencian de los utilizados en occidente.

Una vez más, la bailarina Fifi Abdo rompe moldes añadiendo la ‘Shisha‘ en sus espectáculos. Hace ya algunos años, salió en una película fumando ‘narguile‘, causando gran revuelo, ya que las mujeres nunca habían fumado shisha en una película y rara vez lo hacían en público. Así que después de esta experiencia, Fifi la empezó a incorporar en sus shows, en los cuales, un hombre sujeta la shisha detrás de ella mientras baila y va de mesa en mesa fumando y animando a la audiencia. Aquí os dejo tres videos de muestra. Video 1 / Video 2 / Video 3

Tarik Sultan

Aunque si tenemos que hablar de espectacularidad, debemos nombrar a dos bailarines fantásticos que también han popularizado este tipo de danza. El primero de ellos es Tarik Sultan, que se inspiró en la propia Fifi y en los hombres de algunos países árabes que mientras bailan, casi siempre en entornos cotidianos, equilibran en sus cabezas vasos de agua, botellas u otros objetos que tienen a mano (en Marruecos, se suelen utilizar bandejas de té, como nos muestra el estadounidense John Compton).

Tarik Sultan bailando con Shisha y Sagats

Tarik equilibra la shisha llenando el vaso con agua para darle peso y envuelve la manguera firmemente, pero en ningún caso lo asegura en su cabeza. Para añadirle más dificultad añade los sagats (crótalos). Aquí os dejo un video de muestra.

Tito con Shisha y Tabla

Tito con Shisha y Tabla

Para terminar, debemos hablar sin duda del maravilloso Tito Seif (aclamado bailarín del Cairo), que se caracteriza por la gracia y simpatía que desprende y por la espectacularidad de sus shows. Él si asegura en su cabeza la shisha, supongo que para poder tener más libertad de movimientos y además, en algunos shows añade el equilibrio sobre la tabla (Shisha Tito) / Tabla Tito). Otro número que destaca en su repertorio es el de los bastones, inspirado en la danza masculina ‘Tahtib‘, que detallaremos en el siguiente capítulo dedicado al folklore.

Piramides

Referente a la música, por lo general, se utilizan piezas de estilo folklórico, destacando el baladi y el saidi (que detallaremos a continuación); el atuendo base suele ser la clásica galabeya, como la que muestra Tito en la imagen superior.

m

ESTILOS FOLKLÓRICOS EN EGIPTO

RAKS BALADI

Raks Baladi” (en árabe رقص بلدي), se traduce como “danza del pueblo” o “del país”. Aunque hoy en día se utiliza para nombrar este particular estilo folklórico, también es el nombre usado por la gente árabe para referirse a la danza oriental en general.

Baladi” o “Beledi” significa literalmente “del campo” aunque también se utiliza para decir “mi tierra” o “mi país”. Siempre se ha asociado a las danzas campesinas, aunque en realidad hace referencia a la versión más urbanizada de estas danzas folklóricas venidas del campo, que poco a poco, fueron extendiéndose por el centro del Cairo, debido a la emigración de muchos aldeanos egipcios, que se trasladaban a la ciudad para trabajar.

Realmente es cómo bailan las mujeres autóctonas, centrándose más en los movimientos pélvicos y lejos de los grandes giros y desplazamientos que podemos apreciar en el “Raks Sharki” actual. Aquí os dejo una muestra auténtica de baladi, en el seno privado de una celebración familiar en Egipto.

Podríamos decir que este es el estilo puro egipcio, que se bailaba mucho antes de que se desarrollara el “Sharqi Egipcio” de escenario que todos conocemos, siendo sus movimientos más contenidos y gestuales que éste último. Aunque el baladi puede formar parte de una rutina de baile, también es una pieza musical en sí misma. El ritmo más utilizado en esta composición folklórica también se llama baladi, aunque en Egipto se le denomina Masmudi Saghayir‘.

Es una danza muy femenina, en la que las caderas toman el control, acompañadas por elegantes movimientos de brazos y de la siempre pícara actitud de la bailarina. En esta danza, la mujer egipcia se expresa en toda su plenitud. Una vez más, la gran Fifi Abdo nos los muestra de manera magistral.

Artículo interesante de Hossam Ramzy sobre la esencia del baladi

k

MÚSICA

Yasmina BaladiHay dos tipos diferentes de baladi. En primer lugar hay el tradicional ‘Achra Baladi‘, llamado así debido a su estructura musical de diez partes (‘achra‘ significa ‘diez’). En segundo lugar, están las modernas canciones baladi, mucho más sencillas en estructura; sus letras hablan sobre todo, de los sentimientos del pueblo hacia la política del país, aunque también abordan otros temas populares. Aquí os dejo una muestra con la canción “Hantoor” de la mano del divertido Saad el Soghayar.

El ‘Achra Baladi‘ en cambio, es el aspecto más tradicional del baladi. Comenzó como una danza rural para los hombres y normalmente al bailar se usaba un cayado como en el saidi. Las 10 partes musicales utilizadas son:

m

MÚSICA EN LA RUTINA MASCULINA

1.) Dolab – Es una introducción musical animada para captar la atención del público.

2.) Taqasim Hor – Solo improvisado del instrumento principal, casi siempre de acordeón aunque también puede ser un saxo o una ‘Kawalah’ (flauta de sonido profundo)

El Wahdah El Kibirah: Aquí es donde el bailarín comienza a ejecutar lentos movimientos de tierra al ritmo de ‘wahdah el kibirah’. Hay muchas canciones que se ligan a  este ritmo: 3.) Law Kan Li Ammal Fidnunai / 4.) Talatah Talatah w’bas / 5.) Amint Billah / 6.) Hassan ya Khol / entre otras.

7.) Tet Bati’ / 8.) Tet Sari – Se utiliza un ritmo rápido y repetitivo que va ‘in crescendo‘. El Tet puede comenzar lento a veces (Tet Bati), cambiando después a rápido (Tet Sari). Los músicos entretejen melodías populares dentro de este ritmo rápido.

9.) Engrarah – ‘Engrar‘ significa tirar o extender y es simplemente una ampliación del Tet, con la tabla añadiendo más color y ritmo a la música.

10.) Aflah Para terminar, el bailarín hace señales a la orquesta para que suba la velocidad; los movimientos se aceleran y poco a poco, la música desciende hasta la parada final.

MÚSICA EN LA RUTINA FEMENINA

46gr Después este baile se fue transformando en una danza femenina, motivo por el cual se introdujo el “Awaadi“, que es una estructura musical donde se expresa un ritmo más acorde con los movimientos del cuerpo femenino. Esta estructura consta solo de 8 partes, aunque es posible que la bailarina añada algunas partes más, como por ejemplo, secciones cortas de bastón o alguna canción popular, llegando así hasta las diez partes:

1.) Intro (Tahmillah or Tahmellah) Aquí la bailarina utiliza una cautivadora pieza musical para su entrada.

2.) Taqasim Hor – Solo improvisado del instrumento principal, casi siempre de acordeón aunque también puede ser un saxo o una Kawalah (flauta de sonido profundo).

3.) Awaadi Aquí la tabla (percusión) empieza con un ritmo constante a veces salpicado con paradas (sakkaat). Acordeón y tabla interactúan con los movimientos dictados por la bailarina.

4.) Tet Bati / 5.) Tet sari En esta sección la bailarina puede mostrar lo mejor de sus habilidades. Se utiliza un ritmo rápido y repetitivo que va ‘in crescendo‘. El Tet puede comenzar lento a veces (Tet Bati), cambiando después a rápido (Tet Sari). Los músicos  entretejen melodías populares dentro de este ritmo rápido.

6.) Engrarah – ‘Engrar‘ significa tirar o extender y es simplemente una ampliación del Tet, con la tablah añadiendo más color y ritmo a la música.

7.) Aflah – Para terminar, la bailarina hace señales a la orquesta para que suba la velocidad; sus movimientos se aceleran hasta que casi sin darnos cuenta, la bailarina pasa al solo de tabla.

8.) Solo Tabla – En tiempos más recientes, se ha hecho popular incluir una improvisación de tabla para finalizar el programa. Es común acabar también con un pequeño ‘finale’.

Estas largas estructuras suele verse en algunas actuaciones en vivo con músicos en directo, como en el siguiente video, aunque no suele ser así en la música grabada. La composición más común que podemos encontrar en la mayoría de cd’s se compone de:

1. Taksim / 2. Awaadi / 3. Tet / 4. Solo Tabla (o sin solo de tabla)

Aquí os dejo una muestra que sigue esta estructura, aunque este video termina además con un bonito “finale“. También podemos encontrar otras composiciones en las que no hay taksim o solo de tabla, aunque son las menos comunes.

m

VESTUARIO

Soraya Zaied con galabeya abierta

El vestuario más común para interpretar esta pieza es una galabeya como la que muestra Fifi AbdoLas hay confeccionadas con un tejido muy típico egipcio (y muy caro) llamado ‘Assuit‘, que se compone de una malla de fino algodón entretejido con metal, como el que nos muestra esta bailarina; También las podemos encontrar abiertas hasta el ombligo mostrando un bonito sujetador de pedrería, como la que luce Soraya Zaied en la imagen o esta otra de la bailarina Orit; algunas en cambio las prefieren más austeras. Se suele complementar con un pañuelo en la cadera (normalmente sin monedas) aunque a veces los motivos decorativos van cosidos directamente en la galabeya (como en la imagen de arriba). También se suele incorporar en la cabeza un pañuelo o diadema, aunque no es imprescindible.

Algunas bailarinas escogen una indumentaria más austera y auténtica, que consiste en una galabeya blanca y un pañuelo muy sencillo anudado en la cadera (Fifi Baladi). Los hombres que bailan este estilo, también ostentan la misma indumentaria (Tito Baladi), aunque en ocasiones, sus galabeyas también son un poco más elaboradas.

m

ELEMENTOS

Como hemos señalado al inicio de esta sección, el baladi nació como una danza rural masculina, que se bailaba con bastón. Actualmente, tanto hombres como mujeres lo utilizan en las representaciones de esta danza folklórica, aunque no es un elemento imprescindible.

Crótalos (Sagats, Zills, Chinchines)

Al baladi también se le suele incorporar los ‘sagats‘ (crótalos) como hemos visto en videos anteriores de Fifi Abdo; aquí tenemos otra muestra con la bailarina Shadiah. Si queréis aprender a tocar este ritmo con los sagat (nombre árabe para designar los crótalos), aquí os dejo uno de los patrones baladi más comunes. Si queréis consultar más patrones visitar la siguiente sección.

m

SAIDIM

Fifi Abdo

El saidi nace en el sur de Egipto (Alto Nilo). Es un ritmo muy alegre que incita a la gente a bailar, tocar y cantar. Se baila a pie plano, pues debemos pensar que antiguamente se ejecutaba en las arenas del desierto; este video de los gitanos egipcios lo muestra a la perfección. Aquí tenéis otra muestra de saidi más moderna y sofisticada, con una coreografía de Mahmoud Reda.

Este estilo folklórico (junto con el baladi) son los más populares de Egipto. A veces es fácil confundirlos, pues el atuendo y los elementos utilizados son los mismos en ambos estilos. Aunque en el saidi se utilizan unos ‘saltitos‘ muy característicos de esta danza que son inconfundibles. Pero la forma más fácil de distinguir ambos estilos es mediante la música.

m

MÚSICA

La música tiene un compás sencillo de 4/4. El ritmo base es tremendamente parecido al baladi, ya que pertenece a su misma familia, así que pondré los dos ritmos aquí para que podáis distinguirlos. (Baladi / Saidi). La diferencia principal es que el baladi tiene 2 dums al principio Dum-Dum, ta-ka-ta, dum, ta-ka-ta, ta-ka…’ (La chica del video, después de la demostración inicial lo muestra perfectamente). En el Saidi en cambio, estos dos ‘Dums’ del principio se encuentran en el medio del ritmo ‘Ta-ka, Dum-Dum ta-ka-ta, Dum, ta-ka-ta…’(+ info en la sección ‘ritmos‘).

Si encontráis esta diferenciación demasiado sutil y difícil de reconocer, lo más fácil es fijarse en el instrumento ‘Mizmar‘ que siempre suele acompañar al saidi y que lo hace inconfundible. Los otros instrumentos utilizados son: el rebab, el tabl beledi (un gran tambor que se toca con dos palos diferentes), el def y la ya conocida darbouka.

m

VESTUARIO

El vestuario es idéntico al que se utiliza en el baladi, ya que también la pieza más común es la galabeya. Las hay confeccionadas con un tejido muy típico egipcio llamado ‘Assuit‘, como el que muestra Mona Said; también puede ser de rejilla, como la que luce más arriba Fifi Abdo en la foto en blanco y negro; las podemos encontrar de lycra con motivos decorativos cosidos, como la roja de la imagen superior o con las típicas rayas verticales; también puede verse la tradicional galabeya blanca. El pañuelo que suele acompañar la cadera suele ser muy simple. También es muy común llevar algún tipo de tocado en el pelo tipo pañuelo o diadema. Aunque todos estos tipos de galabeyas anteriormente mencionadas, suelen ser las más usadas, también podemos ver representaciones de saidi con el típico bedlah como nos muestra la conocida Liza Laziza en el Cairo.

Los hombres llevan casi siempre la tradicional galabeya blanca o negra, aunque hay algunos que lucen túnicas más elaboradas a la hora de subirse a un escenario; otros en cambio, escogen ir a pecho descubierto (estos siempre suelen ser occidentales) como Zuel,  bailarín afincado en Sevilla.

m

ELEMENTOS

RAKS ASSAYA (DANZA DEL BASTÓN)

El elemento característico de este estilo folklórico es el bastón, aunque se puede representar un saidi sin él, como hemos visto en videos anteriores. Esta tradición comenzó como una danza/combate llamadaTahtiben la que se “lucha” con unos largos bastones de bambú.

TahtibEn los escenarios, es común ver esta danza ejecutada por un solo bailarín solista con dos bastones, como nos muestran Mohamed el SayedMohamed Shanin. También son habituales las actuaciones en grupo; otros en cambio lo llevan más lejos, como el impresionante Tito Seif, que baila hasta con cuatro bastones, haciendo de esta antigua danza todo un espectáculo.

Antiguamente, las mujeres en las aldeas comenzaron a imitar a los hombres cogiendo sus bastones y bailando con ellos (video tahtib femenino). Hoy en día es también un elemento clave para la mujer. Hay bailarinas que prefieren los bastones tradicionales masculinos como Lucy o Fifi Abdo; otras en cambio, escogen bastones más delgados y femeninos, que pueden ir con lentejuelas, forrados en plata o en oro, como nos muestra la bailarina egipcia Mona Said o la israelí Orit Maftsir. También podemos ver dúos mixtos, como en el siguiente video.

M

DANZA GITANA EGIPCIA (ESTILO GHAWAZI)

Gawazi en el Cairo en la década de los 80

Las gawazi son las descendientes de las tribus gitanas que poblaban Egipto. Aunque hay muchas y muy variadas teorías acerca del auténtico origen de estos pueblos, lo que es bastante claro es que eran de procedencia gitana, probablemente pertenecientes a los Nawar, descendientes directos de los gitanos “Rom”, que emigraron al sur de Egipto en la época medieval. Aunque con el paso del tiempo, estas cabilas gitanas que se afincaron en el Alto Egipto, representaban ya, una mezcla diversa de razas bastante alejadas de sus verdaderos orígenes.

Estas gitanas, acompañadas por algunos músicos, se instalaron en la periferia de las ciudades egipcias ganándose la vida gracias a sus espectáculos callejeros, aunque también se dedicaban a hacer tatuajes, a realizar la circuncisión a los recién nacidos o a la adivinación a través de conchas y arena o a través de la lectura de la taza. Su danza se basaba particularmente en los movimientos bruscos de cadera (acentos y shimmies), sin demasiados desplazamientos ni florituras, fijándose seguramente, en las campesinas egipcias y en los bailes folklóricos de la época. Bailaban en grupo y sus danzas eran totalmente improvisadas. De ellas se dice que popularizaron el famoso pañuelo de monedas, ya que según cuentan, se cosían en las faldas las monedas que la gente les echaba.

MÚSICA

Teniendo en cuenta que los músicos que tocaban para ellas utilizaban antiguos instrumentos como el mijwiz y el rebab, como se muestra en diversos tapices y dibujos de la época, podemos deducir que la música era bastante folklórica, como el saidi, el baladi…

VESTUARIO

Ghawazee

Antiguamente, a principios del siglo XX, se las solía ver con amplios bombachos y con unos favorecedores vestidos superpuestos, abiertos con grandes escotes. El atuendo se completaba con grandes pañuelos anudados a la cadera (como en la imagen).

Al final del siglo XX, este vestuario se sustituyó por bodys de lycra y faldas con flecos, acompañadas de unas tiras largas y brillantes. También llevaban una especie de coronas enjoyadas en la cabeza y numerosos adornos con monedas. La siguiente imagen en blanco y negro lo muestra a la perfección.

ELEMENTOS

Gawazi en los años 80

La danza más representativa de las gawazi era el ‘Nizzawi‘ o danza con bastones y el ‘Raqs al Naasi’, en el que las bailarinas se ponen en fila tocando los sagats (crótalos). Aquí tenéis una muestra de ambas danzas por un grupo de gawazi de los años 80, extraído del video-documental: ‘Egyptian, Nubian & Sudanese Folkloric Dances‘, rodado por la bailarina estadounidenseMoroccoy que recomiendo encarecidamente. (Video)

Aquí tenéis un resumen del contenido de la cinta, que incluye diversas danzas folklóricas. Para las interesadas en obtenerlo completo, lo podéis comprar en esta página.

Hoy en día algunas bailarinas han querido recuperar las danzas gawazi e integrarlas en sus espectáculos, aunque éstas suelen tener poca tirada, ya que son bailes muy repetitivos que al cabo del rato, acaban cansando al público, hoy en día, demasiado acostumbrado a lo espectacular. Debido a esto, las bailarinas se ven obligadas a incluir más variedad de pasos para hacerlo más entretenido y vistoso. Aquí os dejo un buen ejemplo con la bailarina argentina Paula Lena.

(+ info sobre las gawazi en esta sección, en el capítulo de las migraciones gitanas). m b m

RAKS SHAMADAN (DANZA DEL CANDELABRO)

Esta es una danza folklórica egipcia relacionada de forma estrecha con los casamientos, aunque dicen que fueron los turcos quienes introdujeron esta danza en tierra egipcia, concretamente, las bailarinas de la corte del imperio otomano. Antiguamente ya en Egipto, había la costumbre de encender velas alrededor de una muñeca de barro cocido y parece ser que esta práctica, tiene su origen en antiguas danzas que se han perdido en el tiempo. Partiendo de estas tradiciones, las bailarinas de antaño no lucían el candelabro encima de la cabeza como hoy en día, sino que llevaban unos trajes con armazones metálicos, para fijar en ellos las velas que rodeaban el vestido por su parte más baja, imitando la forma de los candelabros árabes.

Más adelante se popularizó el uso del candelabro encima de la cabeza, aunque antiguamente, no tenía ninguna sujeción añadida para ajustarlo adecuadamente (Video Nabaweya), así que las bailarinas que deseaban realizar este arte, tenían que practicar rigurosamente para dominar la técnica, ya que debían conseguir que no se tambaleara, que no se apagaran las velas y que no cayera cera caliente. Hoy en día, algunas bailarinas utilizan velas falsas para evitar este peligro, aunque muchas siguen haciéndolo de forma tradicional.

Tiempo atrás, la bailarina encabezaba la procesión nupcial (llamada Zeffah al-arusah), recorriendo las calles para acompañar a la novia a su nuevo hogar. La luz del candelabro iluminaba el camino por las calles oscuras, ya que en esa época todavía no existía la electricidad; además, las velas servían como anuncio de que se había celebrado una nueva boda. Hoy en día en Egipto, esta danza sigue jugando un papel importante. Por lo menos una bailarina debe presidir la procesión nupcial llevando el candelabro en su cabeza, ya que es considerado de buen agüero para los novios. Las velas encendidas suelen ser también, símbolo de la belleza de la novia. En tiempos actuales, el Zeffah alarusahse realiza en el hotel dónde se celebrará el banquete nupcial (Video).

Esta danza penetró en los escenarios de la mano de ‘Shafiqa la Copta’, que fue una importante bailarina del siglo XIX (para obtener más datos sobre ella visitad la sección ‘Historia de la Danza‘ en el capítulo que habla de este siglo). Más tarde, en la década de 1920, Badia Masabni, rescata esta danza para su ‘Casino Opera’, que fue el night club egipcio más conocido e importante de la época.

Actualmente en Egipto, la reina de este baile es Nadia Hamdi. Pertenece a la 5ª generación de bailarinas de la famosa calle ‘Mohammed Ali’. Su abuela aprendió ‘Raks Shamadan’ directamente de Shafiqa la copta. Nadia baila como nadie esta danza; se desliza por el suelo muy delicadamente y dobla su pierna hacia arriba, mientras toca los crótalos, como podemos ver en la imagen. Además, suele utilizar un grande y pesado candelabro sobre su cabeza. Aquí tenéis un video para vuestro deleite.m

MÚSICA

La música utilizada para esta danza suele estar basada en el ritmoAl Zaffah. Hay diversas canciones dentro de la tradición del ‘Zeffah al-arusah‘. Aunque podemos ver abundantes bailarinas que usan piezas musicales con ritmos distintos, como en el video de la siguiente sección.

VESTUARIO

Nyla

Nyla

Tradicionalmente suele utilizarse la misma indumentaria que vemos en el saidi: galabeya de assuit o blanca, o bien un vestido largo de lycra como el que luce Lucie Gingras; algunas bailarinas optan por un largo vestido de flecos con pedrería, aunque últimamente también se lleva mucho el ‘Bedlah(conjunto de fajín y sujetador). Aquí os dejo una muestra con Aida Nur, que danza con la típica galabeya al ritmo de un sensual baladi.

m

ELEMENTOS

Raks ShamadanObviamente el candelabro, sin el cual esta danza no tendría sentido. Podemos encontrar distintos tipos y tamaños de candelabros, así que si estamos empezando, es mejor comenzar por uno que tenga pocos pisos, aunque los que venden hoy en día son bastante estables y además, van acolchados por dentro para mayor comodidad, eso no quita que quién quiera usarlo, deberá desarrollar una buena dosis de equilibrio y coordinación. Si por el contrario, ya tenemos destreza en el arte del equilibrio, podemos atrevernos con diseños más sofisticados. Es importante usar velas de calidad, para evitar que puedan caernos gotas de cera encima. Si queremos complicarlo más todavía, podemos tocar los crótalos mientras bailamos.

Como precaución, no deberíamos realizar esta danza al aire libre, para así evitar que se nos puedan apagar las velas con el viento; en caso de que no podamos evitar esta situación, siempre podemos recurrir a las velas falsas que no requieren de fuego real.

Antes hemos mencionado a Nadia Hamdi como máxima exponente de esta danza en Egipto, pero si tuviéramos que destacar un nombre europeo, sería sin duda el de Nur Banu. Esta bailarina afincada en Ibiza, ha sido y será, un nombre de referencia en el dominio de esta danza. Aquí os dejo un video de Nur (en el centro) con sus alumnas.

m

FELAHI (RAKS AL BALLAS)

Farida Fahmy

Esta danza folklórica también llamada ‘la danza del jarrón’, es una danza típica en muchas zonas rurales de Egipto. ‘Felahin‘ es el nombre que se les da a los pueblos de agricultores. Es una danza muy sencilla como la mayoría de danzas folklóricas, donde hay poca variedad de pasos. En este estilo sobretodo predominan los movimientos oscilantes. Esta danza suele realizarse comúnmente en bodas y en diversas festividades. En la imagen podemos ver a la famosa Farida Fahmy, primera bailarina de la compañía ‘Reda Troupe’, interpretando esta danza.

MÚSICA

El ritmo empleado en este estilo folklórico también se denomina ‘felahi‘. Realmente es como el ritmo ‘maksoum pero más acelerado. Los instrumentos utilizados en la música suelen ser el arghul, oud, rebab, def, tabla

m

VESTUARIO

FellahiLa ropa típica es una túnica ancha y larga acabada en un amplio volante. Le acompaña un pañuelo sencillo remarcando las caderas (como la foto en blanco y negro) y como tocado, lucen un largo pañuelo en la cabeza adornado con pequeños pompones o flores. Aquí podéis ver una muestra.

ELEMENTOS

El único elemento usado aquí es el jarrón, aunque se puede representar esta danza sin él.

M

M

HAGALLAH

Podemos ver esta danza folklórica desde Libia a Egipto, y aunque es considerada una danza de los beduinos, no es patrimonio único de los miembros de esta tribu. La Hagallah (Jagala) está representada por una chica joven, vestida con túnica larga, cuya cabeza y cara están cubiertas por un velo para proteger su honor y el de su familia. A raíz de esta ceremonia, la chica llevará velo en su vida diaria y pasará a estar disponible para el matrimonio.

Un grupo de hombres, llamados Kefafin, cantan y baten palmas mientras la chica baila en frente de ellos. Los hombres siempre son los que comienzan animando a la chica para que baile y ella, comienza a mover sus caderas al ritmo que le marcan ellos batiendo las palmas; el movimiento característico de cadera que realizan es el shimmy 3/4 (hacia delante), también llamado ‘Hagallah‘.

Paso Folklórico Hagalla

Paso Folklórico ‘Hagallah’

La joven escoge a uno de los hombres para bailar durante un rato, aunque básicamente es una danza solista de la chica. Los hombres cantan sobre como ella está creciendo, y como pronto será una preciosa mujer, lo maravillosa esposa y madre que será, y lo afortunado que va a ser el hombre que se case con ella (Video Reda).

Es común también, que la bailarina tenga en su mano un bastón o un pañuelo. Si es un bastón, sólo lo sostiene sin hacerlo girar; tampoco baila con él cómo hemos visto en el estilo ‘Saidi‘ (o Raks Assaya). La chica se detendrá delante de uno de los chicos jóvenes, y le acercará el otro lado del pañuelo o del bastón, mientras ella baila alrededor suyo. Él, posiblemente, le ofrecerá un brazalete como una especie de propuesta, pero normalmente es una escenificación, porque el hombre delante del que se detiene, puede incluso ser su hermano. No significa, en un principio, una propuesta de matrimonio real (Video).

En ocasiones puede que la danza sea representada por una bailarina contratada para el evento. En este caso, la chica escogerá al líder de los Kefafin para bailar con él, y harán también la representación de la entrega de los brazaletes.

Aquí podéis ver una representación de este baile, aunque en este caso los hombres participan más activamente en la danza, cosa que no es así en la realidad. (Video)

M

MÚSICA

HagallaTradicionalmente es un estilo vocal y el ritmo únicamente se suele hacer batiendo palmas. Los cantos del Hagallah constan de tres partes:

– Shettaywa, o tema principal: que es cantado por todo el grupo (en esta parte es dónde se realiza la danza).

– Ghennaywa: que es interpretado por el solista, o poeta, y al que responde el grupo.

– Magruda: que es cantado por el solista y el grupo al mismo tiempo.

De todas formas, aunque no haya una música específica para el hagallah, se han creado diversas composiciones musicales para representar esta danza en un escenario. El ritmo utilizado suele ser el malfoof (Video 2).

m

VESTUARIO

HagallaCuando la danza es representada en el escenario, las bailarinas se visten de forma diferente a como lo hacen las mujeres árabes en realidad. En este caso, podemos ver que la bailarina lleva falda y sobrefalda con volantes, que le dan más amplitud y movimiento a las caderas, para poder apreciar mejor los movimientos de este baile; y cómo habréis observado en los videos, las mujeres tampoco van veladas.

En el escenario a veces es común que la parte masculina no se halle representada. Aquí os dejo con una coreografía original de Mahmoud Reda. (Video 3).

m

ELEMENTOS

Como antes hemos explicado, en algunas ocasiones las chicas llevan un bastón o un pañuelo, como podemos apreciar en el siguiente Video 4.

M

MELAYA LAFF (ISKANDARANI)

El verdadero nombre para esta danza es ‘Iskandarani‘, aunque comúnmente se le llama ‘Melaya Laff‘, que significa literalmente ‘manto enrollado’. En el siglo XIX y parte del XX, casi todas las mujeres egipcias vestían una melaya (el manto negro que podemos apreciar en la foto) enrollado en el cuerpo encima de sus atuendos, ya que era un signo de dignidad y respeto (hoy en día muy pocas mujeres siguen utilizándolo).

Esta danza nació en Alejandría, que es una gran ciudad portuaria; por este motivo, podemos ver en la escenificación de esta danza a las mujeres y los hombres del lugar, como por ejemplo, los marineros tomando café en el bar, mientras las mujeres compiten por su atención con el coqueteo, que consiste en desenrollar y enrollar la melaya, mostrando u ocultando su cuerpo. Finalmente, hombres y mujeres bailan juntos. Video 1.

La principal característica de este baile es la naturalidad. La bailarina tiene que tener capacidad de manejar bien el velo para añadirle encanto y gracia. Es muy común que la bailarina actúe con chicles en la boca (tradicionalmente las egipcias mastican goma de miske), cante o diga algunas palabras en árabe mientras ejecuta su baile. Video 2.

Aunque no hay nada mejor que una auténtica mujer egipcia para ver la gracia natural de esta danza; en esta muestra, Fifi Abdo hace una exhibición con melaya y bastón. Aquí os dejo otro video de la bailarina Nour.

Esta danza realmente no tiene ninguna base folklórica real. Algunos autores señalan que fue ‘inventada’ por Mahmoud Reda para una película de su compañía, aunque a mi modo de ver, creo que lo que hizo Mr. Reda fue ‘reinventarla’ para adaptarla a los escenarios y darle el rango de danza popular egipcia; y digo reinventarla, porque ya en la década de los 40-50 sale reflejada en varias películas árabes de la época. Video 5.

Para terminar, os dejo un último video, que muestra una coreografía del prestigioso maestro Mahmoud Reda.

 

MÚSICA

MelayaLa música para representar esta danza siempre es alegre y festiva. Los ritmos utilizados son el baladi o el maqsoum al 4/4. En tiempos recientes, la melaya se ha adaptado a canciones pop más modernas, como esta muestra de Hakim, interpretada y coreografiada por la gran maestra egipcia Raqia Hassan.

m

VESTUARIO

Farida Fahmy

El vestuario que se utiliza suele ser un vestido corto o no muy largo (hasta la rodilla aprox.), que habitualmente lleva un dobladillo en diagonal con volantes. Este tipo de vestidos suelen llamarse ‘alejandrinos’. En esta danza, la bailarina también utiliza calzado, concretamente unas zapatillas de tacón no muy alto llamadas popularmente “ship-ship” (como en la imagen) por el característico ruido que hacen al andar al estar abiertas por el talón. La cabeza normalmente se adorna con un tocado de pompones o con una banda de flores, y la cara se oculta tras un velo semi transparente llamado ‘burqa‘, aunque es opcional.

m

ELEMENTOS

Melaya

El elemento utilizado es la melaya, que es de tela negra y mucho más gruesa que el típico velo usado en la danza oriental. Puede ser toda lisa, aunque habitualmente suele estar adornada con lentejuelas por los bordes, incluso algunas llevan también una franja central con los mismos abalorios, como en las siguientes imágenes; también puede llevar moneditas doradas, plateadas o incluso de colorines.

La melaya se lleva enrrollada en el cuerpo; durante la danza, la bailarina juega a cubrir y mostrar su cuerpo con coquetería. A veces, también la utiliza moviéndola como un velo, o simplemente, se mantiene en la espalda mientras se juega con sus extremos, dándole a este baile el toque pícaro que lo caracteriza, como hemos visto en los vídeos anteriores.

M

DANZA NUBIA (O DANZA NUBA)

Nuba significa “oro” y Nubia “valle del oro”. Los nubios se encuentran en el valle del Nilo, perteneciendo al Sur de Egipto y al norte de Sudán. Era el último pueblo que estaba situado en el Alto Egipto y varias de sus casas y poblados han quedado sumergidos bajo las aguas del lago Nasser, a causa de la famosa presa de Aswan, construida en 1971; por este motivo los pueblos nubios se exiliaron a las ciudades. Este éxodo masivo provocó influencias varias en su folklore. 

Los nubios tienen rasgos fisonómicos diferentes del resto de los egipcios y son negros. Hablan su propio dialecto y componen diferentes tribus dentro de la etnia, cada una con su propio dialecto, aunque entre todas se entienden. Esta raza es la única que continua aún desde el Antiguo Egipto. (+info)

Piramides

Es una danza bailada en grupo por hombres y mujeres, acompañados de diversos cantos colectivos. Su dulzura nos lleva a bailar de forma relajada y suave, en filas muy largas, rebotando sobre un pie y manteniendo las rodillas flexionadas, que es un paso básico en la mayoría de danzas folklóricas. Algunas tribus disponen sus bailarines según el estado civil de éstos, para un mayor reconocimiento entre miembros del sexo opuesto; las mujeres se ubican en la fila de atrás y los hombres en la fila de adelante, aunque no vemos este patrón en las danzas representadas en los escenarios. Aquí tenemos una muestra, una vez más, de la mano de Reda Troupe (Video 1).

Es una danza donde  todo el tiempo se está en desplazamiento, sin apenas movimientos de cadera y muy pocos de brazos. La dinámica del movimiento es relajada y rítmica, el peso y la energía corporal va hacia la tierra. No es bailada con coreografía, pero sí suelen haber diversas formaciones en hileras, círculos o espirales (Video 2). También hay danzas individuales (Video 3 / Video 4 / Video 5). En la danza nubia femenina existen sólo uno o dos movimientos de pelvis; en cambio la danza masculina es saltada y enérgica.

m

MÚSICA

Hamza el Din

Hamza al-Din

La música nubia se basa en canciones tradicionales de Sudán. El ritmo se marca dando palmas o con percusiones de pandero, mientras es acompañada por diversos cantos. Muchos de los instrumentos utilizados, coinciden con los que vemos en el saidi como el rebab, el derbake, el req o el bendir. También podemos encontrar influencias etíopes como el uso del arpa, dándole un toque singular. Existen versiones más actuales con instrumentos más modernos, como por ejemplo, la música de Ali Hassan Kuban. Otro nombre que deberíamos destacar es el de Hamza al-Din, quien ha popularizado y preservado con su labor las canciones populares nubias, haciendo un gran trabajo como etnomusicólogo.

Tanto Nubia como Egipto han sido influenciadas mutuamente, por eso la música nubia tienen tantas similitudes con la egipcia.

m

VESTUARIO

Cuando la danza se ejecuta en situaciones cotidianas, los bailarines danzan con sus ropas de vestir, como galabeyas o con ropas occidentales informales. Cuando se baila en los escenarios, siempre se añaden a las prendas bordados, colores y brillos.

Los hombres suelen vestir pantalones y sobre ellos túnicas amplias y largas con mangas anchas, añadiendo chalecos bordados abiertos y turbantes en la cabeza o gorritos tejidos. En algunas ocasiones se les puede ver descalzos, aunque si bailan en el teatro casi siempre usan calzado.

Bailarines NubiosLas mujeres visten túnicas largas con volantes de vivos colores. A veces una galabeya transparente es colocada arriba de la tunica con una larga cola, de la cual se dice que limpia las huellas de las mujeres, para que los espíritus malignos no puedan seguirlas.

También usan velos largos y coloridos sobre la cabeza, los cuales pueden ser manipulados durante el baile, tomándolos con las manos, mientras hacen los mismos movimientos de brazos utilizados en la danza o bien haciendo figuras particulares como ochos o aleteos. Las mujeres del Alto Egipto también usan grandes aros y collares en forma de media luna invertida (foto), en similitud con sus vecinos de El Said (sur de Egipto, a la altura de Luxor).

m

OTRAS INFLUENCIAS FOLKLÓRICAS

Khaleeji

Es muy común ver a numerosas bailarinas egipcias incluyendo un segmento de “Khaleeji” (danza tradicional del Golfo Pérsico) en sus espectáculos, ya sea entrando con la vestimenta tradicional de Arabia Saudi después de un cambio de vestuario o simplemente, llevando la túnica encima de un traje oriental. Otras veces solo incluyen un segmento bailado de “Khaleeji” en medio de su rutina, manteniendo el atuendo típico oriental. Esta danza se caracteriza por sus movimientos de cabeza y pelo, aunque hablaremos de ello en profundidad en el capítulo dedicado a las danzas del Golfo Pérsico.

 

ESTILO MODERNO (POP ÁRABE)

SHAABI, AL-JEEL Y RAÏ

Tito Seif con una bailarinaEste es el estilo pop actual. Lo que se puede escuchar en las radios y discotecas locales de algunos países árabes. En Egipto toma el nombre de ‘Shaabi’. Este estilo nació de los suburbios humildes de las ciudades a modo de canción protesta contra el sistema y significa literalmente ‘música de la gente’. Se originó en el Cairo en los años 70, como una nueva forma de expresar las dificultades y frustraciones de la vida egipcia moderna.

Sus letras pueden ser intensamente políticas o llenas de humor y dobles sentidos. Debido a su naturaleza como música callejera, había una indiferencia generalizada a la ley de propiedad intelectual entre los egipcios, así que el Shaabi empezó a distribuirse en cintas piratas y CD. Hoy en día por eso, muchos artistas de Shaabi publican sus trabajos en conocidas discográficas.

Hace relativamente poco que este tipo de canciones se incluyen en los repertorios de las bailarinas orientales; a lo largo de las décadas de 1980 y 1990 algunos cantantes de este género se fueron ‘colando’ en los repertorios de los espectáculos.

Actualmente, numerosas bailarinas de todo el mundo interpretan a menudo este estilo, dando un toque más desenfadado e informal a sus shows, mostrando su actitud más abierta e interactuando a veces con el público. Aquí os dejo algunos videos de muestra: el primero es de la bailarina Leila afincada en el Cairo, los dos siguientes son de la egipcia Randa Kamel. (Video 1 / Video 2). Si queréis ver un enfoque distinto al egipcio, aquí tenéis a la bailarina turca Yaël Zarca. También tenemos la contraparte masculina que tampoco se queda corta (Video 1 / Video 2); otros en cambio, prefieren fusionar con movimientos más modernos sacados del hip hop (Video 3). 

Aparte del Shaabi egipcio, encontramos otro estilo muy relacionado llamado ‘Al-Jeel (de la nueva generación). Al-Jeel comparte raíz común con el ‘Pop-Raï‘ argelino, incorporando ritmos de origen nubio y beduino y añadiendo bajo y sintetizadores; en sus letras, predomina el amor como tema principal en todos sus matices: encontrado-perdido, correspondido-rechazado, amores imposibles… Las bailarinas en estas ocasiones dramatizan más su danza, interpretando las letras de las canciones con sentimiento, como nos muestra magistralmente de nuevo la bailarina egipcia Randa Kamel. Aquí tenéis otro ejemplo, con un estilo de baile más propio de occidente con Maria Shashkova.

m

MÚSICA

Saad El Soghayar

Saad El Soghayar, popular cantante de Shaabi.

La música que caracteriza este estilo suele ser alegre y festiva, a menudo aprovechando el compás del saidi o del baladi en sus composiciones. El primer cantante shaabi en subir al estrellato fue Ahmed Adaweyah, cuyo primer disco en 1972 vendió 1 millón de copias. Como muchos cantantes shaabi, Adaweyah era famoso por su mawwal (improvisación vocal). Más recientemente, Shaaban Abdel Rahim saltó a la fama en el año 2000 con el polémico ‘Ana Bakra Israel’ (‘odio Israel’), siendo considerado como un héroe de clase obrera debido a una cadena de éxitos políticos populistas.

Otros interpretes destacados del shaabi egipcio son Hakim o el divertido Saad El Soghayar, donde le podemos ver aquí junto con la bailarina Dina.

Amr Diab

Amr Diab, el rey del ‘Al-Jeel’

Si hablamos de los representantes de Al-Jeel, uno de los artistas más destacados (y más guapos) es Amr Diab, apodado por algunos como ‘el Bisbal árabe’. Su música melódica y romántica embelesa las almas más sensibles, aunque también tiene gran número de temas muy bailables para la danza. También cabe destacar otros artistas como Ehab Tawfiq, Mostafa Amar, entre otros.

m

VESTUARIO

Sadie

Sadie, luciendo el clásico Bedlah

El vestuario es el mismo que usaríamos para bailar ‘Raqs Sharki‘. La primera opción sería el clásico traje de dos piezas (bedlah) como el de la imagen superior; la segunda opción sería un traje moderno de baladi aunque hay bailarinas que prefieren elegir un atuendo más tradicional, como la clásica galabeya blanca. También hay otro traje que se está poniendo muy de moda últimamente, que es de dos piezas pero con pantalón, como nos muestra la egipcia Randa Kamel. En algunas celebraciones más informales, también podemos ver algunos bailarines llevando tejanos y camiseta, como este video de Tito en una ‘hafla’ o este otro de la bailarina Randa Kamel.

No podemos terminar esta sección sin mencionar el estilo Pop-Raï argelino, que tiene bastante que ver con los dos estilos anteriores.

Raï es un estilo de música que se originó en Argelia en la década de 1930. Apeló a los jóvenes que buscaban modernizar los valores y actitudes islámicos tradicionales. Instrumentos, melodías y patrones de tambor regionales, seculares y religiosos, se mezclaron con instrumentación eléctrica occidental.

Los cantantes raï se denominan cheb (shabab, joven) en contraposición a Sheik (el Sheik, el viejo), el nombre dado a los cantantes ShaabiTradicionalmente cantada por los hombres, aunque a finales del siglo XX diversas cantantes femeninas se habían convertido en algo común. Las Letras raï se han referido siempre a temas sociales, como la enfermedad o la vigilancia de algunas colonias europeas, que afectaron a las poblaciones nativas.

Actualmente hay diversos artistas muy conocidos como Cheb Khaled, Cheb Mami, Faudel, Rachid Taha, Cheb Tarik, Reda Taliani entre otros. Este estilo podemos encontrarlo a lo largo de todo el Magreb, que comprende los países de: Marruecos, Túnez, Argelia, Libia, Sahara Occidental y Mauritania. Aquí os dejo una muestra de raï marroquí.

m

LÍBANO

RAKS SHARKI (ESTILO LIBANÉS)

Amani. La bailarina libanesa más destacada

Amani. La bailarina libanesa más destacada.

El estilo libanés es un estilo único e impresionante. Aunque está a medio camino entre los estilos egipcio y turco, tiene sello propio. Los movimientos básicos son los mismos, pero el estilo, la interpretación musical y las tradiciones folklóricas implícitas son distintas.

La danza libanesa incorpora muchos tipos de técnica: sutil e interna (como el estilo egipcio, aunque con contorsiones más exageradas) y ostentosa y exuberante (como el estilo turco). Los movimientos de cadera son menos elaborados que en el sharqui egipcio, pero algo más marcados, siendo los movimientos bruscos de pelvis, cadera y cabeza los rasgos más característicos del sharqi libanés. El taksim es más alegre y menos introspectivo que en el estilo egipcio; con frecuencia se realiza con velo y a menudo se añaden segmentos extendidos de trabajo de suelo (incluyendo a veces algún que otro ‘espagat‘ o profundas torsiones de tronco hacia atrás (cambré). 

Darya haciendo un cambré

Darya, haciendo un cambré

Las bailarinas libanesas tienden a usar un montón de espacio en sus actuaciones y muchos espectáculos suelen incluir una sección donde la artista intérprete selecciona gente para que se levanten y bailen con ella.

tumblr_mize7v2Mrw1r4xlmuo7_250Como sus contrapartes egipcias (y muy diferente de las artistas occidentales) muchas bailarinas libanesas, no tienen problema para cojer un micrófono en el transcurso del espectáculo y decir unas palabras a la audiencia, agradeciendo al público su asistencia o señalando algún invitado VIP entre la multitud, bromeando y presentando su orquesta o a un cantante invitado.

A diferencia de las egipcias, ellas sí dan mucha más importancia a la puesta en escena y sus espectáculos incorporan a menudo elementos teatrales, sobre todo para sus entradas, en las que podemos ver a la bailarina llevada por esclavos sobre una tarima hasta el escenario, o apareciendo tras una cortina de humo. Las bailarinas libanesas además, se enorgullecen de ostentar el estilo de danza más elegante (según su opinión) que el de sus equivalentes en otros países, llegando a comentar incluso, que las egipcias tienen una forma de bailar más vulgar (opinión que no comparto).

Si hablamos de las danzas folklóricas que influencian el estilo libanés, debemos mencionar el Debke‘ y el Khaleeji‘ (proveniente del Golfo Pérsico), aunque hablaremos de ellas con más profundidad en la sección de folklore. A veces, cuando la bailarina fomenta la participación del público, los anima para formar una línea de debke.

Nadia Gamal

 

En la década de 1960 la bailarina Nadia Gamal creó un estilo libanés más moderno, fusionando estilos e incorporando elementos de danzas no orientales en su particular baile (Video 1 / Video 2 / Video 3 / Video 4 / Video 5). También se dice que volvió a popularizar los tacones altos. Tras ella, muchas bailarinas libanesas optaron por usarlos. Aquí os dejo un video biográfico (en inglés) de esta gran bailarina.

Bobby Farrah

Bobby Farrah

En esa misma época, Ibrahim “Bobby” Farrah, de origen libanés, enseñó un estilo muy dramático y elegante, con muchas poses, cambios de dirección y con abundantes influencias del ballet. Leila Gamal es la depositaria de este estilo influenciado por Bobby.

En la década de 1970 triunfó ‘Ouiad’ y en la década de 1980 fue Samara quién tomó el testigo. Unos años más tarde Danni BoustrosNarriman Aboud y Hawayda Hashem fueron las más destacadas. Otros nombres que vale la pena conocer sonKawakib’, una artista clásica y  Suha Azar, un bailarina que enseña y se realiza también en el estilo clásico. Otras artistas más contemporáneas representantes de este estilo son: Dina Jamal, Noura, Maya Abi Saad, Carineh, Yousra Hanem, Houwaida HachemAmani, sin lugar a dudas la más popular internacionalmente. Es conocida por hacer sus shows mezclados con espectáculos teatrales, utilizando muchos bailarines, cambiando con frecuencia de vestuario y en ocasiones, fusionando la danza oriental con otros estilos.

m

MÚSICA

Emad SayyahLa música utilizada en la danza oriental libanesa suele ser más rápida, aunque cómo podemos ver, en la mayoría de repertorios se incluyen secciones más lentas como taxsims o chiftetellis.

Alguna de la música utilizada para bailar este estilo se basa en algunos compositores clásicos cómo los hermanos Rahbani (Elias & Ziad), aunque la dama de la música clásica libanesa es la cantante ‘Fairuz‘ (aunque su música no está entre las más bailadas). Podríamos decir que es la Om Kolthoum del Líbano.

A partir del año 1958 comienza su larga carrera un excepcional músico llamado ‘Setrak Sarkissian‘ llegando a ser uno de los percusionistas más populares dentro y fuera del Líbano. Actualmente hay infinidad de cantantes que llenan las listas de éxitos libanesas aunque podríamos destacar:  Nawal El Zorghby, George Wassouf, Ragheb Alame entre otros. También son muy populares los cd’s de Emad Sayyah con diversos sintetizadores y con arreglos más modernos.

Curiosamente, parece que las bailarinas libanesas utilizan una gama más amplia de música que sus contrapartes egipcia o turca, incorporando música clásica o popular de Marruecos, Egipto, Siria, Arabia Saudita y otros Estados del Golfo, Francia y muchos otros países.

m

VESTUARIO

Traje Libanés

Traje Libanés

Por lo general, se suele usar el típico bedlah, aunque el diseño libanés suele incorporar flecos muy largos, tanto en el sujetador como en el fajín, creando una estética extremadamente densa y exuberante, como nos muestra Nadia Gamal en este video. Las faldas son rectas, a veces con grandísimos cortes laterales, y finas gasas transparentes son el tejido estrella con el que están confeccionadas, y todo ello, acompañado con unos tacones de infarto (Video 2). 

Marliza PonsOtras bailarinas, elijen trajes mucho más provocadores, con pequeños tops y faldas casi inexistentes que dejan poco a la imaginación, que fueron muy típicos de los años 60 y 70 (Video 3). Estos diseños más atrevidos están inspirados en tendencias más occidentalizadas, ya que el Líbano es un país altamente influenciado por Europa, predominando los cristianos en contraposición a los musulmanes, y por lo tanto más liberal y menos conservador.

Las bailarinas libanesas se caracterizan por la utilización de la alta costura es sus trajes de danza. En todos los países hay modistas conocidas que se dedican a crear el vestuario, pero sin lugar a dudas, son las libanesas las que ponen más importancia en la alta costura; diversas profesionales de otros países van al Líbano sólo para encargar sus trajes.

También podemos observar en algunos casos, trajes que rozan la locura absoluta, con estampados imposibles, rejillas, blondas o cualquier otro abalorio extravagante (video 4).

m

ELEMENTOS

yasmine

Yasmine

Las bailarinas libanesas al igual que las egipcias, usan el bastón en sus rutinas, aunque a diferencia de éstas no necesariamente utilizan música o trajes folcklóricos mientras lo hacen, como vemos aquí con la bailarina Samara, que lleva un look inspirado en las danzas polinesias (?¿). Otras en cambio, prefieren hacerlo de manera más tradicional como nos muestra Howaida; en el siguiente vídeo podemos ver un estilo más folklórico.

Si queréis ver un ejemplo del estilo libanés más espectacular, aquí os dejo una magnífica bailarina que nos lo muestra perfectamente en una extensa rutina, que está dividida en tres partes (Video 1Video 2Video 3).

Los crótalos también son usados en el estilo libanés, aunque no son el elemento más utilizado. También he visto bailarinas libanesas realizar piezas de espada con el trabajo de suelo.

m

ESTILOS FOLKLÓRICOS EN EL LÍBANO

DABKE

El Dabke (debka, debke, dabka o en árabe دبکة, que significa ‘zapateo’) es una danza folklórica tipica de El Líbano, aunque también la podemos ver en Siria, Palestina, Jordania, Irak e Israel. Esta danza se origina en la antigua tradición de zapatear sobre el barro que surgió como consecuencia de una necesidad, ya que en la antigüedad los techos de las casas eran de madera, paja y barro. Como consecuencia del clima, la capa de paja y barro se resquebrajaba, filtrándose agua dentro de las casas cuando la lluvia aparecía, por lo que se debía reparar, humedeciendo el barro y pisoteándolo; de este modo el techo cubría sus grietas.

Para este trabajo se requería bastante gente, es por esto que se hacía en grupos, generalmente de vecinos, que se reunían para ayudarse entre sí. Para que el plegado de la tierra fuera uniforme, se alineaban agarrándose de la mano y dando un paso adelante y un pisotón, luego un paso hacia atrás y un pisotón. Posteriormente, para añadirle diversión a este monótono trabajo, algunos cantaban y bailaban poesías; luego con el correr del tiempo, se agregaron instrumentos de música a estas poesías, dando origen al baile y a la música del dabke.

Baalbak

Se bailaba tradicionalmente durante la primavera, época lluviosa, en celebraciones matrimoniales o en época de cosecha. El dabke es una danza joven que requiere energía y fuerza, la cual se realiza en forma de semicírculo o en línea y se acompaña de palmas, gritos y complicados pasos. Los bailarines unen sus manos o las apoyan en sus caderas con los codos hacia afuera; el número de bailarines oscila entre 6 y 15 miembros. 

Es común que entre ellos haya un líder llamado “Al-lawah“. Los participantes se ponen en fila y ejecutan los pasos que marca el líder del grupo, que se coloca a la cabeza. Los bailarines estan cogidos de la mano o de los hombros mientras realizan una combinación de zapateado y saltos. Los pasos del “Debke” van desde combinaciones simples (Step-step-step-kick-step-kick) a combinaciones muy complejas. Esta danza puede ser ejecutada sólo por hombres o mujeres, o en grupos mixtos, aunque también podemos ver en los escenarios representaciones en dúo; incluso los más pequeños se suman a esta alegre danza.

London-and-USA-Dabke-Group-Wedding-Zaffa-1Existen muchos tipos de dabke, los más típicos son los denominados “Al-Dabke” y “Al-shamalie”. Estas danzas se inician con una melodía, la cual el “Kawil” comienza a cantar, entonces los bailarines empiezan a mover sus piernas de forma similar a un paso militar. Una vez que el “Kawil” ha terminado de cantar, el líder del grupo comienza a bailar solo, mientras los demás bailarines realizan simples movimientos hasta que el líder del grupo observa que ellos se están moviendo exactamente de la misma manera. Una vez ha sucedido esto, él da la señal para que todos empiecen a bailar. Otras veces comienzan todos juntos como muestra este vídeo.

El dabke puede ser sorprendentemente enérgico y agotador a pesar de su sencillez, sobre todo porque la música generalmente es muy rápida. Algunos jóvenes libaneses tienden a animar sus pasos de debke haciendo saltos complicados u otros pasos más creativos en lugar de simplemente cruzar un pie delante del otro. Este “flash mob” hecho en Beirut es un buen ejemplo.

Para terminar con un registro distinto, aquí os dejo una muestra de dabke turco y de dabke palestino.

m

MUSICA

dabke_134092_t0La música árabe tradicional usada para este baile se caracteriza por las melodías de fuerte carga emotiva. Esta música alegre y rítmica es ejecutada con una simple flauta llamada “Meshuez” en las fiestas familiares o hasta con orquestas, utilizadas en los espectáculos.

Otros instrumentos empleados son entre otros: laúd, kanun, derbabke, daff, cistros, crótalos o gnawas, cítaras, zurna, buzuq, nay…

m

VESTUARIO

dabke3Aunque el dabke tiene una base común en todos los países, cada región adquiere vestuarios y hasta pasos característicos, llegando en algunos casos a constatarse que determinados pasos de dabke se consideran patrimonio folklórico de un determinado pueblo o región.

Habitualmente los hombres suele llevar unos pantalones abombachados acompañados de camisa, chaleco y fajín; el vestuario de las mujeres suele ser más variable dependiendo de la región. El atuendo típico libanés está espléndidamente representado en la siguiente imagen.

Dabke Libanés

Actualmente hay diversos grupos que siguen usando el atuendo tradicional para sus actuaciones, aunque habitualmente en los espectáculos podemos ver vestuarios con un toque más moderno como el que nos muestra The Arabian Dance Company, que es la compañía del conocido bailarín argentino de origen libanés Amir Thaleb.

Lo que si es un hecho común, es que siempre se lleva calzado; botas en el caso de los hombres y zapatos de tacón bajo para las mujeres, aunque también las podemos ver con botas en ocasiones.

m

ELEMENTOS

18381

El líder del grupo (también llamado ‘Ras’), que está situado en el extremo derecho (salvo en el dabke israelí que está en el extremo izquierdo) suele llevar un pañuelo blanco que agita dando vueltas en su mano al ritmo de la música. Él es el que marca la pauta del baile y de los pasos y anima al resto del grupo. Ocasionalmente puede dejar al grupo para ejecutar algunos pasos en exhibición individual que embellecerán el ritmo de la danza pautado por él, o animará a realizar solos a otros miembros del grupo. Aquí os dejo un vídeo de muestra.

Algunos pasos del dabke son utilizados para una danza con bastón, que no tiene nada que ver con el “Raks Assaya” de Egipto. Este bastón tradicionalmente está realizado con una rama de olivo que es símbolo de buena suerte y se utiliza girando lateralmente o por encima de la cabeza, aunque en algunos espectáculos se usan bastones más recios como en el siguiente video; incluso hay algunos que se atreven con el doble bastón.

kranti blue jumpTambién podemos ver en algunos casos el uso de la espada. Otros en cambio toman como elemento el jarrón como en el dabke palestino. Como podemos observar, la utilización de los elementos cotidianos en las danzas populares, siempre es un común denominador en el folklore de multitud de países.

m

OTRAS INFLUENCIAS FOLKLÓRICAS

Khaleeji

Khaleeji

Es muy común ver a numerosas bailarinas libanesas incluyendo un segmento de “Khaligi (danza tradicional del Golfo Pérsico) en sus espectáculos, ya sea entrando con la vestimenta tradicional de Arabia Saudi después de un cambio de vestuario o simplemente, llevando la túnica encima de un traje oriental. Otras veces solo incluyen un segmento bailado de “Khaligi” en medio de su rutina, manteniendo el atuendo típico oriental.

TURQUÍA

ORYANTAL TANSI (ESTILO CABARET TURCO) Y

ROMAN HAVASI (ESTILO GITANO ROM)

Princess Banu

Princess Banu

La danza oriental turca (llamada “Oryantal Tansi”, Gobek Dans” o “Rakass“), tiene su orígen en los harenes palaciegos, concretamente, el del sultán del Imperio Otomano. Las odaliscas o criadas del harén, estaban entrenadas para bailar, recitar poesía y tocar instrumentos musicales, con el propósito de entretener a los huéspedes del sultán. Procedían de Oriente Medio, África, Europa y Asia Central. Nunca fueron turcas porque eran esencialmente esclavas. Las odaliscas estaban en el nivel inferior de la jerarquía de harén. No eran concubinas, aunque podían elevarse hasta este nivel (en raras ocasiones) si poseían suficiente gracia, belleza y talento.

Belleza Turca en el Harén

Belleza Turca en el Harén

Muchos años más tarde, cuando los harenes fueron suprimidos, algunas de susodaliscas“, sin más moneda de cambio que sus propias habilidades, comenzaron a formar grupos para actuar como bailarinas en teatros de estilo europeo en Estambul.

Con la llegada de Fatih sultan Mehmet II (que conquistó Constantinopla en 1453), los gitanos se instalaron en la ciudad (recién nombrada) de Estambul. Cuando había celebraciones, las mujeres se entretenían con grupos exclusivamente femeninos de bailarinas y músicos llamados “chengis”. Hay dos teorías sobre el origen de este nombre: que provenga de un tipo de arpa llamada “chang” o de la palabra turca para designar a los gitanos “chingene”.

Tchinguis,-Or-Turkish-Dancer,-18th-Century

Chengis (o Tchinguis) 18th-Century

Las chengis trabajaban en grupos muy organizados llamados “Kol” formados por un representante, por el cuerpo musical y por las bailarinas. Solían actuar en los baños turcos, en los harenes y en otros lugares comunitarios femeninos; todos estos grupos construyeron un estilo artístico que fue la raíz de muchos movimientos que podemos ver hoy en la danza oriental. El complejo trabajo de cadera, los shimmies y variadas expresiones faciales, así como el uso de los crótalos o el baile acompañado de velo, pueden asociarse a las gitanas chengis, que fueron muy populares hasta finales del siglo XIX.

Bailarina Chengis a finales del S. XIX

También habían bailarines masculinos llamadosköçeks”. Ambos grupos (chengis y köçeks) estaban formados por gitanos “rom“, griegos, albaneses, circasianos (del Cáucaso) y judíos. Estos artistas nunca eran turcos, ya que bailar en público era considerado indigno.

Durante la ocupación Otomana de Egipto (entre 1517 – 1900 aprox.), hubo una importante fusión de culturas (y de danzas) entre turcos y egipcios; ambos países se influenciaron mutuamente, mezclándose diversos estilos tanto en la música como en la danza. Muchos bailarines turcos fueron llevados a Egipto para actuar en sus teatros.

Gitanas Turcas

Gitanas Turcas (Rom)

Las bailarinas poco a poco se fueron liberando de las limitaciones en cuanto al público, y comenzaron a bailar también para las audiencias masculinas; actuaban en procesiones de boda, enfrente de las cafeterías y en los mercados.

Desafortunadamente, apenas hay archivos gráficos del siglo XIX, aunque gracias a las películas de Thomas Edison, nos ha llegado esta filmación (originalmente sin sonido), donde se muestra a una bailarina turca del año 1898.

La fuerza de la danza gradualmente disminuyó cuando el poder del Imperio Otomano comenzó a decaer y aunque dejó de ser parte de la vida cotidiana, aún se realizaba en fiestas y bodas; esto siguió así hasta aproximadamente la década de 1950, cuando la Danza Oriental hizo una notable reaparición debido a las demandas turísticas, quizás motivadas por el deseo de ver bailar en vivo a algunas explosivas bailarinas que empezaron a surgir en algunas películas de la época. De este modo, el baile de las chengis acabó evolucionando poco a poco hasta convertirse en la danza oriental que conocemos actualmente, denominada por los turcos “gobek dans” o “rakkass“; “rakkassa” cuando se refieren a las bailarinas orientales, que pueden verse hoy en día en numerosos ‘night clubs’ y en shows turísticos, donde encontrar una danzarina amenizando la cena es algo habitual.

Bailarina turca bailando en un restaurante

Bailarina turca bailando en un restaurante

Podríamos decir que el estilo turco está en el extremo opuesto al egipcio en lo que a la ejecución se refiere, aunque hoy en día podemos ver numerosas actuaciones de bailarinas turcas que recuerdan mucho al sharqi egipcio, ya que no siempre escogen música turca para sus shows, como nos muestra en este vídeo Nesrin Topkapi, bailando un tema egipcio; esto a veces puede dificultarnos su reconocimiento.

Aunque este estilo por otra parte, es fácilmente distinguible por sus movimientos enérgicos y atléticos (a veces hasta gimnásticos), que suelen utilizar sus bailarinas. Es un estilo muy atrevido y provocador, con movimientos grandes y pronunciados (incluso exagerados), abundando los movimientos pélvicos y el trabajo de suelo.

Hay algunos movimientos particularmente asociados a este estilo, que nos pueden ayudar bastante a reconocerlo si la música nos despista un poco:

belly

Cambré Turco: El más típico es el que se hace de rodillas en el suelo, doblando la espalda hacia atrás. Para hacer este movimiento se requiere tener unos cuádriceps bien entrenados, ya que el peso de todo el cuerpo recae en las piernas. A veces es posible ver algunas bailarinas equilibrando una espada o unas velas mientras lo ejecutan; también es común que utilicen el cambré clásico que se ejecuta de pie, flexionando la espalda hacia atrás.

Cambré

Caída Turca: Consiste en caer de golpe al suelo flexionando las rodillas y habitualmente, también se suele añadir un cambré; es muy común utilizar esta caída como culminación de un giro. Aunque este movimiento se ve genial, pone un estrés increíble en las rodillas y hay que tener el suficiente conocimiento postural para realizarlo correctamente, además, es aconsejable hacer algunos ejercicios preparatorios, sobre todo para la zona lumbar, ya que también puede sufrir por el impacto de la caída. Aquí tenemos un ejemplo de caída simple; la caída con giro la podemos ver en la siguiente imagen.

Caída turca en una pieza de Tribal Fusión

Otra característica del rakkass turco es que se suelen mantener las piernas algo más abiertas al bailar que en otros países donde se practica esta danza; también suelen usarse mucho los desplazamientos laterales de cabeza, aunque, independientemente de los movimientos que se realicen, la danza turca pone más énfasis en ofrecer un buen espectáculo, que en la técnica utilizada en la danza (salvo algunas excepciones). También se da bastante importancia al físico y a la edad de las bailarinas, que suelen ser jóvenes, delgadas y explosivas, cosa que no sucede igual en Egipto por ejemplo, dónde gran número de bailarinas suelen mostrar cuerpos más redondeados y exuberantes y sus carreras artísticas en muchos casos se alargan hasta la madurez.

Nejla Ates

Si hablamos de las artistas que han representado este estilo hay muchas y muy variadas, aunque hay algo que es común en todas ellas: una sensualidad arrolladora y un vestuario de escándalo. Al igual que las famosas estrellas del Cairo, muchas bailarinas turcas también fueron artistas de cine; en la década de 1950 Saliha Tekneci protagonizó varias películas antes de viajar a Estados Unidos, dónde hizo otro film en 1964 llamado (“diario de un soltero”); también bailó en numerosas discotecas de Nueva York. Ella era conocida por su actitud arrogante y distante mientras bailaba.

Nejla Ates

Otra bailarina que triunfó enormemente en la década de los 50 fue Nejla Ates (cuyo nombre significa “fuego al atardecer”), quien en su mejor momento artístico apareció en películas como El hijo de SinbadoEl Rey Ricardo y los cruzados; incluso participó en un musical de Broadway llamadoFanny“; aquí podemos ver uno de los carteles promocionales.

Nejla no solo triunfó por sus méritos como bailarina, sino que también fue conocida por tener un serie de escandalosos y publicitados romances con hombres famosos y poderosos. Su forma sensual y provocadora de bailar y sus atrevidos atuendos que rozaban el género del “burlesque” hicieron de ella una deseada pin-up de la época.

Nejla Ates

Nejla Ates, realizando su típico cambré

Otras bailarinas que podríamos mencionar de la década de los 50 son Özcan Tekgül y Sabine Sevan.

Una de las artistas más influyentes en los 60  fue Sema Yildiz. Creció en un barrio romaní de Turquía. Ella solía escaparse de casa para ver a las bailarinas en las fiestas. En el año 1967 comenzó su carrera como bailarina hasta convertirse en una estrella muy popular en Turquía. Su danza estaba fuertemente influenciada por el estilo gitano romaní, que veremos en profundidad más adelante. Ella ha entrenado a las actuales estrellas de la danza turca destacando a Didem (también romaní) y Asena.

Sema Yildiz

Sema Yildiz

Otras bailarinas que triunfaron en las décadas de 1960 y 1970 fueron: Kudret Sandra, considerada una de las mejores maestras que ha dado la danza oriental turca, y Princess Banu, discípula de ésta, quién también estudió raks sharqui en El Cairo con el maestro Ibrahem Akef. Aunque era turca de origen, su carrera despegó cuando se desplazó a Italia, dando inicio a su carrera internacional.

((dKudret ŞandraKudret çret Şandra Kudret Şanndra

Princess Banu

Princess Banu

Incluso de casó con un príncipe árabe, así que ostentó el título de “Princesa”. También protagonizó varias películas de la época; incluso el Ministerio turco de cultura la proclamó “La bailarina Nacional de Turquía”. Sus atuendos también recordaban mucho al estilo “burlesque” tan de moda en aquella época.

OZER-TURKBAS-DANSOZ-KONULU-KA 8_0

Özel Turkbas

Otra gran bailarina que hay que destacar es Özel Turkbas que fue otro nombre influyente en la décadas de 1960-1970. Creció en el seno de una familia de artistas, su madre fue bailarina y docente en canto y ballet clásico. Özel empezó su carrera en Estambul no como bailarina sino como cantante, alternándolo con el trabajo de modelo; también protagonizó 14 películas y tuvo el honor de representar a Turquía en importantes festivales internacionales de cine como Cannes y Venecia.

Özel ya era una estrella antes de que viniera a los Estados Unidos en 1959, invitada por el famoso director italiano Franco Zeffirelli para desempeñar el papel de “La Oriental” en su producción de la ópera “Thais“. Las multitudes estaban encantadas y cayeron enamoradas del talento de esta belleza extranjera.

Özel Turkbas

Se decía que sus actuaciones eran muy hermosas, ya que era una artista versátil y polifacética; Özel no realizaba espectáculos de danza oriental al uso, ya que además de bailar, también cantaba en tres idiomas (turco, griego y árabe) y encargaba su vestuario como si de obras de arte se trataran, a los artistas locales cuando volvía a su ciudad natal.

turkishbellydanceApareció también en diversas portadas de discos, incluyendo “Alla Turca“, “Cómo bailar danza oriental para tu sultan” y “Cómo a hacer de tu marido un sultán” que vendió más de 150.000 copias en Estados Unidos, pero más de 1 millón en el extranjero. En todos ellos, Özel cantaba y tocaba los “Zils” (crótalos). Incluso escribió folletos de “Cómo bailar la danza del vientre” que acompañaban cada disco, para educar y acercar esta hermosa forma de arte a toda mujer que los comprara. 

instructions-ozel-turkbas-5

Fragmento del folleto explicativo que se adjuntaba con cada disco

También escribió varios libros, incluyendo “The Belly Dancer In You” (La bailarina oriental que hay en ti). Pero sobretodo, cabe destacar que fue una pionera en el campo de la danza del Medio Oriente, trayendo los exóticos ritmos y movimientos de su país de origen, al nuevo hogar que la abrazó en Estados Unidos, es decir: “Nueva York”.

Todas las bailarinas y docentes de la época tenían sus discos y folletos siempre a mano, casi “grapados” en sus apuntes de danza. La música de estos discos antiguos ha sido remasterizada en CD’s, haciendo posible que las bailarinas de hoy, décadas después de que Özel llegara a Estados Unidos, puedan disfrutar de la dinámica y de la autenticidad de estos registros, ahora y en los años venideros.

Özel dejó un legado del que se beneficiaron muchas bailarinas estadounidenses de la época, dando origen a numerosas artistas que comenzaron a integrar este estilo en sus repertorios de danza; por ésta y por muchas otras razones, siempre será recordada por sus contribuciones a la comunidad de la danza oriental.

Nesrin Topkapi

A finales de los 70 y principios de los 80, Turquía experimentó un gran “boom” turístico, y los ‘nightclubs’ atraían a un sector del turismo que no entendía demasiado de danza. Aprovechando esta circunstancia, los empresarios empezaron a contratar cada vez menos a bailarinas experimentadas y profesionales, apostando únicamente por la imagen: Chicas jóvenes y guapas que no tenían tanto carisma (ni tanto talento), pero cobraban menos y lucían mejor en aquellos escasos trajes. Esta situación ha perdurado hasta hace poco, pero parece que esta actitud por fin está cambiando y la calidad está volviendo a tomar importancia.

Afortunadamente y a pesar de estas circunstancias, en aquellos años también habían bailarinas con calidad que se desmarcaban del resto. En la década de 1980 podríamos mencionar a Inci Adali, Cecil Yadaymaz o a la estupenda Nesrin Topkapi, que fue la primera bailarina en hacer un show en la televisión turca. Ella empezó a enseñar danza oriental a las turistas alemanas que estaban de paso en Turquía y tuvo tanto éxito, que abrió una escuela de danza en Alemania en los años 90.

Tulay Karaca

Tülay Karaca

En esa misma década sobresale notablemente la bailarina Tülay Karaca, aunque también podríamos nombrar a Burçin Orhon (alumna de Nesrin Topkapi) o a Melike; desafortunadamente, muchos de los videos VHS que nos han llegado de danza oriental turca de los años 80 y 90 ¡son horribles! (como los de la bailarina Sibel Gökçe por ejemplo) y no representan realmente el estilo turco. Lo peor es que las bailarinas y los etnologistas que sólo tienen como referencia estos videos, se han hecho una idea totalmente equivocada del Oryantal Tansi. Por suerte, esto pasó a la historia y actualmente en Estambul, las bailarinas buenas son muchas y afortunadamente, van mejor vestidas.

En las últimas décadas cabe destacar a Birgul Berai, Tanyeli, Elçin, Eylül, Asena y Didem, muy conocida por sus solos de tabla; actualmente es una de las artistas más representativas del estilo cabaret turco.

Didem realizando el ‘espagat’

Para los turcos, las bailarinas famosas son el equivalente de las “sex symbol” occidentales. La danza en Turquía se vive muy abiertamente; podemos ver numerosas actuaciones de danza oriental en diversos programas de televisión cómo “Ibo Show” o el concurso de danza “Oryantal Star“, aunque en general, los turcos opinan que bailar es más una diversión que una forma de arte, además, la connotación de la danza del vientre en Turquía ha estado siempre vinculada a la sexualidad, considerándose a veces un mero entretenimiento para hombres que se practica en los “nightclubs” nocturnos, aunque por otra parte, la presencia hoy de las bailarinas orientales en Turquía, responde principalmente a una necesidad turística, ofreciéndose habitualmente los números de danza casi como parte del menú, en diversos restaurantes dirigidos principalmente al turismo.

Artemis Mourat

Anahid Sofian

Fuera de Turquía podemos encontrar este estilo abundantemente en Estados Unidos y Alemania (donde viven más de tres millones de turcos). Gracias a la inmigración turca y a la influencia de bailarinas como Özel, Estados Unidos se convirtió en una abanderada de este estilo y en los años 70, se podían encontrar diversas bailarinas que incluian secciones turcas en sus rutinas de baile, como muestra este video de Kamala Almanzar, o este otro de Amara Al Amir en la década de los 80.

Aunque si tenemos que destacar un nombre, ese es sin duda el de Anahid Sofian. Esta bailarina de ascendencia armenia, fue pionera en trabajar el estilo turco en Estados Unidos y en sacar la danza oriental de los “clubs“, llevándola a grandes salas de concierto, triunfando enormemente en la década de los 70; destacó también por su hábil utilización de los ‘zils’ y por sus excelentes trabajos de suelo. Desafortunadamente no hay muchos registros gráficos de esta extraordinaria bailarina, aunque he podido rescatar del olvido este pequeño fragmento de una de sus rutinas.

Eva Cernik

Eva Cernik

Actualmente, las mayores exponentes en Estados Unidos son Artemis Mourat, conocida por su estudio y divulgación del estilo turco y Eva Cernik, que dirige varios grupos de estudiantes llevándolos a Turquía regularmente para estudiar este estilo. Otras bailarinas que suelen trabajar el rakkas turco son: Dilek, Rania, Shadia o Aradia.

En Alemania podríamos destacar a: Fatima Serin o Yasmina Kayan.

m

MUSICA

En Turquía, la expresión “Oyun Havalari” se refiere a la música utilizada para el baile, la cual, se puede dividir en dos categorías: “Arabesque”, un tipo de fusión que combina el sonido clásico turco con música árabe (conteniendo a menudo diversas influencias occidentales), y “Roman Havasi”, que significa literalmente “música gitana” (que abordaremos en profundidad en el siguiente capítulo).

La música utilizada en el estilo turco se caracteriza por los sonidos del saz o baglama, la zurna (mizmar en Egipto), que ha terminado sustituyéndose por el clarinete, muy empleado también en la zona balcánica; también encontramos el keman (violín), ud (laúd)  o el çümbüs, (que es una versión moderna del ud), el ney (flauta), el trombón, la trompeta, la tuba y los instrumentos de percusión incluyendo el tambor asma davul, el nağara, el bendir, el tef  (que es un tambourine parecido al bendir) y la conocida darbouka), aunque hoy en día también se utilizan mucho los sintetizadores; también es muy común que la bailarina amenice la danza con los zils (crótalos).

La música que encontramos en Turquía es muy parecida a la armenia y a la griega. Desgraciadamente, no se compone mucha música para bailarinas en Turquía, contribuyendo a que la danza nunca haya alcanzado un puesto de prestigio; quizás a causa de ello, como hemos mencionado anteriormente, la música escogida por algunas balarinas turcas es a veces la misma que la utilizada en el sharqi egipcio y es fácil confundir los estilos, pero las piezas turcas contienen algunos instrumentos y ritmos, que son típicos de esta región y que los distingue de los demás.

Son los  siguientes:

Chiftetelli

Es un ritmo con patrón 8/4 y es típico de Turquía y de Grecia. Se usa habitualmente para acompañar un taksim, que es una improvisación melódica de un instrumento (aquí tenéis un par de muestras, la primera es un precioso taksim de nay (flauta de bambú) y la segunda un taksim de qanun). También es muy común utilizar los ‘zils‘ (crótalos) para acompañar el ritmo; en este video encontraréis algunos patrones interesantes (a partir del minuto 2).

Este ritmo también es usado en Egipto, aunque con una versión más simplificada; allí se denomina “Wahda el Kabira” (literalmente ‘el gran uno’). Este ritmo transporta a la bailarina a realizar movimientos dulces y sinuosos, donde los círculos, los ochos y las ondulaciones de brazos toman el control. (Video)

tumblr_mlgy77fqdK1qbdq9so7_r1_250uytAlgunos creen erróneamente que la danza oriental turca es conocida como “chiftetelli” aunque de hecho, el chiftetelli turco (además de ser un ritmo), se refiere a un tipo de música folklórica muy alegre y dinámica utilizada en los enlaces matrimoniales, y posteriormente incorporada a la danza oriental por gitanos y griegos; estos últimos sí denominan “Tsifteteli” a la danza oriental bailada en Grecia, pero nunca se utiliza este nombre en Turquía para designar genéricamente a la danza.

Karshilama

Otro elemento distintivo es el uso del ritmo “Karshilama, que tiene un compás sincopado de 9/8 (nueve golpes en 8 tiempos), con acentos en los tiempos 1, 3, 5 y 7; el músico Mario Kirlis nos lo explica aquí perfectamente. Es un ritmo muy típico en la música turca (ya sea clásica, folklórica u oriental); también lo encontramos en la música griega y armenia, aunque raramente se baila en Egipto, donde fue proscrito después de que el rey Farouk, último gobernante de los turcos otomanos, fuera derrocado.

Es un ritmo enérgico aunque también lo podemos encontrar con un tempo más lento; Cómo no, también se suele acompañar con ‘zils‘ (En este video podemos ver un tutorial que incluye algunos patrones para crótalos y en la siguiente muestra de Saida, podemos aprender algunos pasos básicos).

El ‘karshilama’ además de ser un ritmo, es un estilo de danza folklórico impregnado de mestizaje, que pasaremos a relatar con más detalle en el siguiente capítulo dedicado a las danzas gitanas. Uno de los temas más representativos del karshilama turco es la conocida canción “Rompi Rompi“, que es ampliamente usada en los repertorios de las bailarinas.

La música turca como hemos visto, se caracteriza por sus ritmos rápidos y dinámicos. Actualmente, es muy común también encontrarla mezclada con bases rítmicas modernas, que se entrelazan con rápidos toques de darbuka y que podemos encontrar en numerosas discotecas de Oriente Medio; la bailarina Zumre es conocida por escoger este tipo de música en sus shows. También podemos ver piezas turcas inspiradas en otros estilos como el flamenco, como nos muestra Didem en este video.

Los músicos que encontramos actualmente en Turquía son muchos y muy diversos; incluyen varios elementos que van desde la música popular de Asia Central a la música de los dominios del Imperio Otomano, como la música persa, la música de los Balcanes y la bizantina, así como música popular moderna influida por Europa y América.

Especialmente en Norteamérica se forjaron incleíbles músicos que nos legaron un sinfín de piezas extraordinarias. Me gustaría empezar, nombrando aquellas estupendas bandas que sonaban en los años 60 y 70 y que nos han regalado una música mágica e inolvidable, como la de George Abdo y su orquesta “The Flames of Araby“.

George Abdo

George Abdo

Los músicos integrantes de su banda tenían fuertes conexiones con la música turca, armenia y griega, ya que, aunque eran nacidos en Estados Unidos, sus padres no, y desde niños, vivían plenamente el folklore de sus respectivos países en la intimidad de sus hogares; toda esta mezcla maduró y se plasmó espléndidamente en su música, creando un género que fusionaba varios estilos, sin perder un ápice de autenticidad. Otras bandas a destacar de esta época son: Edward Mekjian, Gus Vali, Artie Barsamian, Buddy Sarkissian, Esin Engin Orchestra, Tom Yalanis, Mohamed El-Sulieman, entre muchos otros. 

tonya-j-1

John Bilezikjian posando con Tonya

John Bilezikjian, es otro músico que hay que mencionar de forma especial. Este virtuoso del “Oud” dejó un legado maravilloso de música folklórica turco-armenia que es un regalo para los sentidos, aunque también compuso diversas rutinas (bellísimas también) para la danza oriental; para mi su disco estrella es “The Magic of John Bilezikjian“.

Otros músicos que triunfaron en la época fueron: John Berberian, George Mgrdichian, Ray Mirijanian o la serie de discos de Özel Turkbas mencionados anteriormente.

La música de estos artistas dejó una profunda huella, despertando el interés por el folklore turco-armenio de las bailarinas orientales hasta a día de hoy, dónde numerosas profesionales todavía utilizan su música (yo me incluyo entre ellas).

Actualmente, para bailar el estilo cabaret turco podemos usar la música de artistas como Ensemble Huseyin Turkmenler o Istanbul Oriental Ensemble, por nombrar un par de ejemplos. También podemos echar mano de algunos conocidos recopilatorios como la serie de CD’s de Harem, Mezdeke (no apto para todos los gustos) o los de la bailarina Burçin Orhon.

turcsOtros artistas a mencionar son Selim Sesler, Taksim Trio o la formación Turku, que aunque toca diferentes estilos, también contiene numerosos temas folklóricos turcos. Una cantante a tener en cuenta es Brenna MacCrimmon, conocida por mezclar en sus trabajos música turca, griega y balcánica; el álbum Ayde Mori en colaboración con otros artistas, es buen ejemplo de ello.

Dance into Eternity, uno de los mejores álbumes de Omar Faruk

Dance into Eternity, uno de los mejores álbumes de Omar Faruk

Actualmente en Turquía, encontramos el maravilloso músico Omar Faruk Tekbilek, que se caracteriza por sus canciones melódicas que tocan el alma, aunque también es conocido por su fusión de música tradicional turca con sintetizadores modernos. Es sus discos encontramos muchas piezas que podemos utilizar para la danza (y no sólo para el estilo turco); aquí podéis descargar algunos temas; uno de mis preferidos es la canción “I love you” que toca lo más profundo.

Si hablamos de fusión, podemos mencionar al percusionista Misirli Ahmed, o a Darbuka Sololari. También encontramos la formación Baba Zula, que se caracteriza por mezclar intrumentos orientales como la darbouka y el saz eléctrico con música electrónica; Mercan Dede es otro ejemplo de este estilo.

VESTUARIO

Sibel Can

En Turquía la ley de rigor es: “cuanta más piel se enseñe, mejor”. Las bailarinas turcas son las más desinhibidas a la hora de elegir sus trajes; como las leyes en Turquía no imponen restricciones sobre el vestuario como se hace en Egipto, las bailarinas siempre han optado por trajes mucho más provocadores que suelen caracterizarse por llevar poca tela, mostrando mucha pierna y escote, aunque no es un requisito indispensable en este estilo.

Belly Dancer crop2Los bedlah turcos se caracterizan por llevar largas ristras de flecos de cristal, recordando mucho al estilo libanés, aunque también es común usar un bedlah de monedas; los fajines habitualmente tienen forma de V y las faldas que los acompañan son habitualmente de gasa y suelen llevar cortes que muestran casi toda la pierna; otras veces se limitan simplemente a dos trozos escuetos de tela que cubren lo mínimo, como nos muestra en este video Nuran Sultan. También se estilan los vestidos, eso sí, con abundantes transparencias; todo ello acentuado por vertiginosos tacones o zapatos de plataforma, que dicho sea de paso, deforman mucho los movimientos, porque cambian el centro del equilibrio del cuerpo, repercutiendo directamente en la estética de la danza, ya que dificultan el trabajo de cadera al cambiar la colocación de la pelvis.

Fajin con corte en V

Fajin con corte en V

Aunque el gusto de algunas bailarinas turcas no es para todos los paladares, ya que a veces están poco acertadas en la elección de sus trajes, bailando tan escasas de ropa que rozan lo vulgar, dejando apenas nada a la imaginación. Sobre todo en la década de los 80, se impuso una estética un tanto esperpéntica que parecía más bien propia de una “vedette” de revista musical, que de una bailarina oriental; Sibel Gökçe es buen ejemplo de ello. Afortunadamente, hoy en día eso ha cambiado y en Estambul las bailarinas van mucho mejor vestidas. 

Turkish-bellydanceOtras veces podemos ver el bedlah acompañado por un chaleco. Esta es una estética que suele usarse cuando se bailan piezas más folk y menos “cabaret”, ya que esta prenda está inspirada en los atuendos turco-gitanos, que abordaremos más en profundidad en el capítulo siguiente.

m

ELEMENTOS

evametaldressLas bailarinas turcas destacan sobretodo por su hábil uso de los crótalos, también conocidos como “zils”. Conocedores de la danza turca a menudo dicen que una bailarina que no puede tocar “zils” no es una bailarina consumada. Al contrario que en Egipto, dónde cada vez caen más en deshuso, las bailarinas turcas los siguen utilizando habitualmente en sus rutinas de baile.

Özel Turkbas

Özel Turkbas

El uso del velo también es muy común en Turquía y aunque los velos utilizados suelen ser los habituales, a veces podemos encontrar algunos (sobretodo en décadas pasadas) con añadidos de volantes o puntillas en los extremos, como nos muestra Özel en la imagen.

El velo es ampliamente usado, sobretodo en las piezas más lentas y melódicas; otras veces solo acompaña la entrada, aunque en este caso lo suelen mantener durante más tiempo que las egipcias, como nos muestra aquí la bailarina Dilek, afincada en Estados Unidos. En otras ocasiones, su uso es meramente decorativo, tratándolo como un elemento más del vestuario, donde la bailarina cambia diversas veces la posición del velo, trasladándolo de una parte a otra del cuerpo, pero sin llegar a ser parte intrínseca de la danza, como nos muestra en este video la bailarina turca Sema Yildiz.

nesrin

Nesrin Topkapi

Otro elemento que podemos ver en algunas actuaciones es el candelabro; aunque es un elemento típico de Egipto (Raks Shamadan), también hay bailarinas turcas que los usan en sus repertorios.

El bastón tampoco se utiliza demasiado en este estilo, pero hay algunas bailarinas que lo incluyen en sus shows, aunque lo utilizan de manera muy diferente a las egipcias, ya que a menudo no usan ropa ni música folklórica; incluso lo manejan durante el trabajo de suelo. Aquí tenemos otro ejemplo con Princess Banu.

m

DANZA GITANA TURCA

(TURCO ROM  “ROMAN HAVASI”)

Turkish_Gypsy

Gitanos Turcos

Aunque la danza oriental turca tiene sus raíces en los harenes palaciegos, hoy en día está más cerca de su herencia “romaní” (gitana) que sus hermanas egipcias y libanesas. A pesar de la tremenda evolución sufrida desde la rakkas otomana hasta la danza oriental moderna, siempre ha estado fuertemente influenciada por las danzas gitanas, conservando estás raíces muy vivas en su música y su danza.

Rom” o “Romaes el nombre con el que se autodesignan los que hablan el idioma Romaní“, la única lengua indo-aria hablada en Europa desde la Edad Media, consecuencia de la diáspora de   comunidades    nómadas    procedentes    del  noroeste   de    la    India,   que   iniciaron  su  largo   viaje    en   el   siglo   V   hasta    el   X    aproximadamente    y   que  se  sucedió   en  distintas   olas   migratorias.   Esta   travesía  duró   muchos   años    y   algunas  de   estas   tribus    nómadas     fueron    asentándose    en  distintos    puntos   de    la   “Ruta  de   la  Seda”;    otras   en  cambio  fueron más  allá.  Entre los siglos XIII-XIV algunas de estas comunidades rom comenzaron una emigración hacia Europa central y occidental. En el siglo XIV se les encuentra en diversos puntos de la Europa Oriental como Croacia, Hungría, Rumanía, Rusia, Bulgaria, llegando incluso hasta la Península Ibérica.

La palabra “Rom” (a pesar de lo que algunos creen) no hace referencia a “Romano” como designando a alguien que proviene de “Rumanía”; la confusión posiblemente viene de la mala interpretación de la palabra “Romaní“, que se utiliza para designar a los gitanos y también a la lengua que éstos hablan, pero que tampoco tiene nada que ver con Rumanía, independientemente de que algunos de estos gitanos también vivan en ese país.

En el idioma romaní,Rom” significa literalmente “hombre o marido”. Algunos gitanos usan “Rom o Roma” como nombre étnico, mientras que otros (como los Sinti, o el romnichales) no utilizan este término como una descripción automática para todo el grupo étnico. En el idioma romaní armenio es “Lom”, en romaní sirio y persa “Dom”. Todos ellos tienen una correspondencia exacta con el sánscrito “Dômba”, que hace referencia a una determinada aglomeración de tribus de baja casta, que se gana la vida mediante el canto y la música; de hecho, ésta ha sido la definición que ha caracterizado siempre a la etnia gitana; por desgracia, a lo largo de la historia siempre han sido considerados de una clase inferior, simplemente, por vivir la vida de una manera diferente, habitualmente al margen de los establecimientos sociales imperantes.

(+ información sobre los “Rom” en el artículo “Historia de la Danza Oriental” en el capítulo dedicado a las migraciones gitanas).

Gitanos Rom en Turquía

Los gitanos rom que habitan en Turquía han influenciado enormemente la danza y la música de este país; “Roman Oyun Havasi” es la danza que los representa. Es esencialmente una danza social utilizada en celebraciones como bodas u otras festividades, donde incluso los más pequeños participan; nunca ha estado pensada ni enfocada a los escenarios, aunque en la segunda mitad del siglo XX se hizo muy popular, encontrando varios ejemplos en abundantes películas turcas, como en este antiguo film. Desde entonces, ha ido evolucionando hasta llegar a numerosos teatros en todo el mundo. 

Es una danza improvisada, festiva y espontánea, que a veces se relaciona erróneamente con la danza folklórica turca llamada “Karshilama”, que abordaremos más adelante.Esto a veces es un poco confuso, ya que la música rom destaca por la utilización del ritmo turco también llamado karshilama; por tanto, a pesar de encontrar este ritmo en la mayor parte de su música, no debemos confundirlo con la danza “Karshilama”, que no se debe considerar danza rom.

6960573442_11702cb38e_z

La danza turca rom es una danza zíngara de gran autenticidad con unos movimientos muy propios que evocan quehaceres cotidianos, como, por ejemplo, lavar, tender la ropa o remover la comida en el caldero, todo ello naturalmente, al ritmo de la música. El movimiento más característico es la basculación pélvica constante, delante-detrás o de lado a lado, marcando enérgicamente los toques del ‘davul’, mientras se ejecutan otros movimientos y desplazamientos, acompañados siempre con la percusión rítmica en ciertas zonas del cuerpo con los puños, el lateral de la mano o con los dedos, los cuales también se chasquean enérgicamente de una manera muy peculiar llamada “Çat” (chat). Aquí os dejo otro video de gitanas rom auténticas.

Reyhan

Reyhan Tuzduz

Esta danza se baila de manera muy enérgica y alegre, donde el trabajo de pies es especialmente importante, rasgo muy característico en la mayor parte de danzas balcánicas; a la cadera y al shimmy de hombros se le añaden saltos y movimientos muy dinámicos, que a veces incluyen también golpes percusivos en pies, piernas y cadera, como podemos ver en este video que lo muestra perfectamente, aunque en este caso son gitanos rom de Transilvania.

Gitanos Rom

Gitanos Rom en Rusia

En el Roman Havasi suelen utilizarse variadas combinaciones de pies; en los siguientes videos podemos aprender algunos de los pasos básicos más utilizados, introducidos en ambos casos en el ritmo karshilama (Video 1 / Video 2).

Aunque la danza rom también tiene su parte introspectica, donde la bailarina interpreta libremente las secciones de taksim, donde algunos instrumentos improvisan un ‘solo’ que puede ser de violín, clarinete, oud, santur… dónde la bailarina realiza diversos movimientos con las manos, brazos y torso (muchas veces interpretados en el suelo), retorciéndose enérgicamente al son del ritmo karshilama; aquí podemos ver una exquisita muestra de Miriam Peretz (a partir del min. 2.40).

performance2Este ritmo también se usa mucho entre los gitanos de los Balcanes. Los gitanos turcos y los griegos lo llaman Karshilama aunque en Turquía también se le llama “Aqsaq”, palabra que podría traducirse por “cojear”, debido a su ritmo impar o irregular, ya que tiene un compás de 9/8. 

En Estados Unidos, debido a la gran influencia de los inmigrantes turcos, comenzaron también a familiarizarse con este ritmo y diversas bailarinas americanas como Artemis Mourat, Saliha, Johanna entre muchas otras, comenzaron a integrarlo en sus rutinas de baile en las décadas de 1960 y 1970. En cambio otras conocidas artistas como Morocco y Serena Wilson, no incluyeron el karshilama en sus actuaciones hasta mucho más tarde, cuando ellas empezaron a enseñar y a dirigir sus propias compañías.

Independiente de los ritmos utilizados o del país dónde se practique, una cosa esta clara: en la danza turca rom, hay que entrar en el ritmo y sentirlo. Una vez se ha interiorizado, la libertad es indiscutible. Podríamos decir que éste es el auténtico estilo turco. La actitud de las bailarinas suele ser desafiante y pícara, en contraparte con el estereotipo más dulce y sensual del Oryantal Tansi.

Nelli_Maltzeva_0022Algunos de los siguientes videos no pertenecen a gitanas rom, aunque sí a bailarinas turcas que dominan ampliamente la técnica, siendo excelentes muestras de este estilo tan característico de Turquía, donde abundan los movimientos de brazos y pelvis.

Muchas bailarinas usan este estilo como una sección dentro de su rutina oriental, como muestra en este video Tulay Karaca, donde normalmente se incorporan los ‘zils’ o el trabajo de suelo, aunque lo habitual en Turquía es ver a bailarinas interpretando piezas enteras de Roman Havasi“, ya que es uno de los estilos de danza autóctonos. Aquí tenemos estupendos ejemplos de la mano de Reyhan Tuzsuz, Sema Yildiz, Reyhan, Aysel o Didem, que incluye habitualmente secciones de roman havasi en sus shows. También podemos ver dúos mixtos como en este video de Sema Yildiz y Ozgen (más acertado que el anterior bailarín). Además de Ozgen, podríamos mencionar también a Serkan Tutar y por supuesto, a un sinfín de bailarines auténticos y anónimos, que viven en los barrios humildes de Estambul.

Sema Yildiz

Sema Yildiz

Fuera de Turquía también podemos encontrar numerosas bailarinas que trabajan este estilo. En Estados unidos las más veteranas son: Artemis Mourat, que ha investigado profundamente en los contextos históricos de la danza oriental turca y ha sido una auténtica promotora de este estilo en Estados Unidos y la estupenda bailarina Eva Cernik.

Artieromphoto

Artemis Mourat

Eva Cernik conoció a la bailarina turca Sema Yildiz en 1995 con la que empezó a colaborar, llegando a convertirse en íntimas amigas. Eva estuvo profundamente influenciada por Sema y frecuentemente se encontraban para seguir aprendiendo la una de la otra. También ha enviado a muchos de sus estudiantes para aprender de Sema, la esencia de la danza oriental turca. Otras bailarinas destacadas son Miriam Peretz, Dalia Carella, Asha, Dilek, Marguerite Kusuhara o Kristina Melike. También encontramos el músico y bailarín turco Tayyar Akdeniz, que es uno de los más importantes intérpretes de este estilo en Estados Unidos; aquí podemos verle tocando para la bailarina Sema Yildiz.

Dalia Carella

Dalia Carella

En nuestro país contamos con Beatrice Lavielle, bailarina afincada en Barcelona, que estuvo viajando y empapándose por largo tiempo de las diversas danzas folklóricas del pueblo zíngaro, como la danza zíngaro-turca, griega, balcánica, de Europa central y oriental. También podemos encontrar a Carol Corrales, una estupenda bailarina barcelonesa ahora afincada en Madrid, que trabaja el estilo zíngaro-turco.

Carol Corrales

Carol Corrales (Madrid)

Fuera de España podríamos mencionar a la bailarina argentina Karima al Naim, la israelí Sophie Armoza o la checa Simona Jovic; aquí la tenemos también en una hermosa coreografía a dúo con Miriam Peretz, aunque en el estilo rom la improvisación siempre está muy presente tanto en la música como en la danza.

 

MUSICA

Gypsy_CoverSi hay algún pueblo que esta especialmente unido a la música, ése es el pueblo romaní. Allá donde se han asentado, desde Rajastán hasta Persia, desde las llanuras moldavas hasta el Cáucaso, desde Grecia hasta Rumanía, Hungría, los Balkanes o España, las comunidades gitanas han sido, son y serán destacados promotores de la música popular.

Para los rom la música es casi como un segundo oficio, y aunque esta habilidad sea inherente a la cultura, al estilo de vida y a la educación, a nadie le resulta exagerada la afirmación de que llevan ‘la música en la sangre’ y de que son músicos ‘por naturaleza’, mostrando un proverbial dominio de los ritmos; para algunos autores esto constituye un punto en común con la India, cuyo arte rítmico es uno de los más elaborados y sabios del mundo.

Gitana danzando en el desierto

Gitana danzando en el desierto

Existe una presencia importante de comunidades romaníes en Asia menor en los siglos XI y XII, donde recibieron influencias iraníes y armenias, asimilando la música persa cuyo paradigma son los “dastgah” (modos o fórmulas melódicas que a menudo nos muestran su afinidad con los ragas de la India).

Durante esa época incorporaron numerosos instrumentos desde entonces muy usados por ellos como el ud (laud), el saz, el rebab, el santur persa (que se corresponde con el qanun árabe), los oboes tipo zurna, muy comunes en Tracia, Persia y en India, aunque con la venida de los tiempos modernos se ha terminado sustituyendo por el clarinete; también encontramos instrumentos de percusión como el Asma Davul, que es un gran tambor u otros más pequeños tipo pandero o sonajas.

Los gitanos nunca a lo largo de su historia han buscado imponer géneros musicales propios al resto de la población. Más bien siempre han sido maestros en adaptarse a los estilos de los países dónde se han asentado y entre sus repertorios siempre encontramos  versiones de las canciones populares más demandadas por la sociedad, aunque su meta no es imitar una canción, sino crear una versión personalizada de ella.

Francis Couvreux, estudioso y editor de músicas romaníes, considera que los gitanos de los Balcanes y de diversos países de Centro Europa han sido y son protagonistas de un significativo mestizaje musical, habiendo contribuido al surgimiento de nuevas músicas a partir de folklores locales mezclados con influencias orientales, encontrando en su música tonos serbios, albanos, rumanos, turcos, indios y griegos. Los propios músicos gitanos dicen acerca de esto: ‘No nos fijamos en si un repertorio es turco, serbio o albanés. Nosotros tocamos con libertad’.

foto12Lo cierto es que la música hecha por ellos tiene siempre un color particular bien reconocible, lleno de exuberancia, melancolía y sentimiento.

Como hemos visto anteriormente, en la música rom encontramos abundantemente el ritmo turco 9/8 llamado Karshilama“. La población turca romaní cogió este ritmo y lo adaptó a su estilo de música. Otro ritmo utilizado con este compás es el “Dokuz Sekiz. Dentro del ritmo 9/8 hay también diferentes formas de expresión con distintos tempos:  Tulum (el más lento y pesado), el Agir Roman, Pancar (rápido) y el Gayda. Aunque todos son ritmos 9/8  la danza difiere en sus figuras y expresividad. También utilizan versiones rápidas del “Chiftetelli” que es un ritmo 8/4 muy utilizado en Turquía y Grecia. En la música rom, también podemos hallar la singular modalidad “Sulukule“.

roman havasiSulukule (literalmente: “Torre del agua”) hace referencia a un asentamiento histórico en el distrito de Fatih en Estambul, junto a la parte occidental de las murallas de la ciudad. La zona ha sido ocupada históricamente por las comunidades romaníes, remontándose a la época bizantina, mientras que es en el siglo XV, tras la conquista otomana, cuando se convirtió en el primer distrito en Estambul donde se asentaron permanentemente los hasta ese momento, nómadas roma.

Sulukule destacó por sus casas de entretenimiento, donde los romaní realizaban música y danza para los visitantes de dentro y fuera de Estambul. El cierre de estas casas de entretenimiento en 1992 precipitó la decadencia socio-económico de la zona.

FRONTAllí surgió un subgénero de música rom muy particular que fue bautizado con el nombre del asentamiento histórico anteriormente mencionado “Sulukule”.

Mientras que para la música rom básica encontramos más de 1 millón de álbumes disponibles, para este subgénero hay menos donde elegir. Aquí os dejo un buen ejemplo de este estilo con el álbumRom Music Sulukule from Istambul”. Es un trabajo especialmente valioso desde el aspecto etnomusicológico, además de ser un álbum muy agradable de escuchar.

Para terminar, aquí os dejo algunas muestras más para descargar, en este caso, de música rom básica: “Turkish Gypsies“, “Roman Olsun“, “Gypsy Garden 2“, “World of the Gypsies” o cualquier álbum del músico Mustafa Kandirali.

Si queréis profundizar más en el conocimiento de la música rom, aquí os dejo un artículo muy interesante sobre el tema llamado “Los gitanos y la música“, de Miguel Ángel Berlanga.

m

VESTUARIO

693381708El vestuario utilizado, a diferencia del Oryantal Tansi, es la ropa sencilla del día a día, compuesta habitualmente de falda, acompañada por una blusa o jersey, ambos con abundantes estampados como nos muestra Reyhan en este video; en lugar de la falda también es muy común utilizar los pantalones Shalwar y en ambos casos, siempre se lleva el vientre cubierto.

Aunque la imagen más extendida y asociada al estilo gitano turco son las amplias y hermosas faldas con volantes que acompañan rítmicamente la danza, y que algunas mujeres lucen ostentosamente en algunas celebraciones, como nos muestra la gitana turca de la imagen superior; aunque hay que destacar que este tipo de faldas son un elemento más propio de las danzas folklóricas rusas, aunque las gitanas rom que han habitado allí desde largo tiempo atrás, las han acabado incorporando como propias; esta influencia podemos verla también en los rom de otros países, encontrándola en diversas danzas balcánicas (incluyendo las turcas).

Así que, aunque este elemento no es inicialmente propio de Turquía, curiosamente ha terminado siendo unos de los atuendos más relacionados con la danza turca rom. Además, a la hora de llevar esta danza a los escenarios, el uso de estas faldas queda muy espectacular, ya que con ellas se dibujan grandes ondulaciones delante-detrás o arriba-abajo, creando un efecto visual precioso (Video); personalmente, me recuerdan mucho a las danzas afrocolombianas donde también son ampliamente usadas.

A la luz de los escenarios, las rutinarias blusas estampadas se transforman en ajustadas y coloridas camisas con amplios volantes en las mangas, a veces acompañadas con cortos chalecos. También en ocasiones vemos pañuelos o chales acentuando la cadera.

Irene y Elisenda

Elisenda & Irene (Barcelona)

También podemos ver algunas bailarinas con cortas camisas anudadas al pecho, o con vistosos sujetadores forrados, enmarcados a veces con chalecos tipo corpiño, y a menudo mostrando el vientre, aunque en estos casos siempre suele tratarse de bailarinas extranjeras.

icon_gypsy

Aunque los ritmos 9/8 habitualmente estan relacionados con este tipo de vestuario “Gypsy”, algunas bailarinas también los interpretan usando el típico bedlah, aunque en estos casos la manera de bailar suele ser distinta, acercándose más al ‘Oryantal Tansi’ que al ‘Roman Havasi’, como nos muestra aquí la bailarina Inci Adali.

Aunque el vestuario no hace a la bailarina, es importante saber escoger la ropa adecuada dependiendo de la pieza que se vaya a interpretar.

m

ELEMENTOS

danceposeComo hemos visto, en el ‘Oryantal Tansi‘ encontramos ampliamente el uso de los ‘zils’, en cambio, en la danza turca rom son susbtituidos a menudo por las cucharaskaşık“, que tienen un sonido parecido a las castañuelas. Este elemento tiene su origen en la danza folklórica “Kaşık Oyunu” que abordaremos más extensamente en el próximo capítulo.

Fuera de Turquía, es común ver actuaciones dónde la bailarina usa los zils con indumentaria gitana (recordemos que las turcas solo los utilizan en el estilo cabaret). Tenemos que aceptar que (por suerte o por desgracia) vivimos en los tiempos de la fusión, donde todo se entrelaza y se mezcla, aunque en este caso, creo que enriquece la danza y además, promueve el uso de los ‘zils’, haciendo que la bailarinas sean más completas.

También se suelen incluir otros instrumentos de percusión como panderos y sonajas (como muestra este video), tan sujetos siempre al pueblo gitano.

m

ESTILOS FOLKLÓRICOS EN TURQUÍA

wcostumes28

En Turquía hay muchas y muy diversas danzas folklóricas. Podríamos empezar con este ejemplo de Chiftetelli, aunque en este caso, vemos una representación muy alejada del estilo cabaret al que estamos acostumbrados, ya que es bailado de modo tradicional, con uno de los atuendos típicos turcos procedente de la influencia otomana.

Podemos encontrar diversos atuendos, ya que cada región de Turquía posee su propio baile y traje tradicionales. A continuación repasaremos brevemente algunos de los más conocidos. Son los que siguen:

Karshilama

Esta palabra en turco significa “saludo cara a cara”. Esta danza folklórica era popular en Constantinopla (actual Estambul) durante los tiempos del antiguo Imperio Bizantino, de Persia a Serbia, y en las regiones de Macedonia y Tracia, al norte de Grecia. Originalmente era una danza guerrera que los turcos adoptaron cuando conquistaron la zona. Se bailaba en parejas, donde los bailarines danzaban enfrentados entre sí, mirándose cara a cara pero sin tomarse de las manos, dando pequeños pasos y saltos. El estilo y la actitud varía según la región. Esta danza es aún muy popular en zonas del noroeste de Turquía, especialmente en fiestas y bodas.

Cepikli

Es un tipo de danza que se utiliza en las bodas. Este baile refleja la felicidad de la pareja recién casada. Hombres y mujeres bailan juntos, a menudo dispuestos también cara a cara.

Kaşik Oyunu

cucharasLa Danza de las Cucharas es interpretada desde Konya a Silifke y los bailarines —que pueden ser hombres o mujeres— van vistosamente adornados y acompañan el ritmo con un par de cucharas de madera en cada mano llamadas “Kasik“, que tienen un sonido parecido al de las castañuelas; a veces podemos encontrar cucharas que tienen los mangos cortos como los que muestra la imagen, aunque esta característica no influye en su sonido.

Halay

halay3Esta danza se realiza en gran medida en Anatolia central, oriental y meridional y es una de las danzas más llamativas que suele bailarse para acompañar a las canciones populares. Los elementos rítmicos del halay son muy ricos y se realizan principalmente con el tambor “zurna”, así como con el “kaval”, “sipsi” (caña), “cigirtma” (fife) o “baglama” (un instrumento de tres cuerdas dobles tocado con una púa). Realmente podemos experimentar todas las medidas de la música folclórica turca en las melodías halay.

Horon

horonEste baile del Mar Negro es efectuado normalmente por hombres, casi siempre vestidos de negro con diversos adornos de plata. Los bailarines unidos entre sí, acompasan el ritmo con golpes de armas y ágiles movimientos de pies, al son de las vibraciones del kemence (una especie de violín).

Kiliç Kalkan

KilicKalkan-5El Baile de Escudo y la Espada de Bursa representa la conquista otomana de esta ciudad, la cual fue la primera capital de lo que llegó a ser el Imperio otomano. Es ejecutado tan sólo por hombres, vestidos con trajes militares de campaña otomanos, quiénes bailan, sin música, al ritmo del sonido de espadas y escudos que chocan entre sí.

Zeybek

2En este baile del Egeo turco, los bailarines muestran vistosos atuendos denominados efe, que simbolizan el coraje y el heroísmo. Hay unos 150 tipos diferentes de Zeybek, sin embargo pueden agruparse en dos categorías principales:

1) Zeybek Lento

2) Yörük Zeybek (Zeybek rápido)

m

Actualmente en Turquía, podemos encontrar numerosos restaurantes y clubs que además de ofrecer shows de danza oriental, incluyen también algunas de estas danzas folklóricas. Aquí os dejo un estupendo video que recopila algunas de ellas.

Los orígenes de algunas danzas folklóricas de Anatolia se pierden en el lejano pasado, en el que formaban parte de las festividades divinas. Danzas como el “Düz Halay” de Sivas, el “Basbar” de Erzurum, la “Bengu” de Bergama, el “Kizi Aydin” de Corum, la “Kosma Topal” de Kastamonu, la “Güvende” de Bursa, el “Harmandali”, el “Arpazli” y el “Yalabik” de Kozak y Kasikci y para terminar el “Horon” y “Siskara” de Trabzon fueron parte de numerosos rituales sagrados.

m

CONTINUARÁ…